El ardid del estafador para engañar a sus victimas

Cayó en Funes un hombre buscado por estafas con autos de alta gama

Un axioma de la calle es que el buen estafador no transpira. Algo de eso comprobaron efectivos de la policía rosarina cuando detuvieron, en Funes, a un hombre con pedido de captura de la Justicia pampeana y tres autos de alta gama, sustraídos mediante una estafa a una concesionaria de Capital Federal. Medio millón de pesos en tres vehículos modelo 2010 conseguidos con poco esfuerzo.

Para los policías de la División Sustracción de Automotores, el operativo consistió en la detención de dos presuntos timadores (también fue apresada una mujer) que trabajaron en la ciudad los últimos tres meses. Para la Justicia de La Pampa significó la caída de una pieza clave en una investigación sobre estafas con autos de alta gama.

El protagonista de esta trama es Sergio Ariel Juan. Tiene 34 años y domicilio en General Pico, la segunda ciudad en importancia de la provincia de La Pampa. Registraba prontuario abierto y un pedido de captura del juzgado de Instrucción Nº 1 de General Pico, emitido el 27 de diciembre de 2010. Junto a él fue detenida Lidia del Carmen V., de 27 años y radicada en Funes.

Puesto de control.Desde hace unos tres meses, según confiaron fuentes de la pesquisa, una parejita trabajaba en Rosario colocando autos de alta gama con documentación apócrifa. Así, a partir de una buena información de calle —eufemismo que se usa en la jerga para referir a los datos de informantes— el martes al mediodía se dispuso un control vehicular en el cruce de Avellaneda y Presidente Perón. Allí se instaló una brigada de Automotores con la notebook de la división.

Alrededor de las 13.30, por el lugar pasaron dos autos de alta gama marca Volkswagen. En uno, un Suran gris dominio JAV 287, circulaba una mujer joven. En una camioneta Amarok también gris, patente JGK 229, viajaba un hombre.

Los vigilantes de Automotores consultaron con la computadora personal los dominios alfanuméricos en la Dirección Nacional del Registro de la Propiedad Automotor. Constataron que ambos vehículos tenían pedido de captura desde el 10 de enero último a pedido del juzgado de Instrucción y Correccional Nº 1 de General Pico, a cargo de Horacio María Tolosa.

Entonces los policías les salieron al cruce. Lograron detener la marcha del Suran, conducido por Lidia del Carmen V. De la Amarok sólo pudieron ver cómo se alejaban los escapes y la patente trasera. Pero por los dichos de la joven determinaron que la pareja estaba alojada en un coqueto chalé de Funes en inmediaciones de Buenos Aires y Las Rosas, a pocas cuadras del aeropuerto de Rosario.

A la salida de esa vivienda la policía logró detener a Juan. En un bolso llevaba llaves y documentación de la camioneta Amarok con la que había evadido el control y de un Passat CC, dominio IZT 429. Este auto, bautizado por su diseño como “cupé de cuatro puertas”, estaba en un estacionamiento del pasaje Gould y Rioja, a metros del club Plaza Jewell.

Juan fue claro con el personal que lo detuvo. Hizo una breve referencia al lugar de donde provenían los autos, les aseguró que no los había robado “de caño”, como en el argot callejero se conoce al robo calificado, y dijo que huyó porque lo traicionó la adrenalina. Los dos detenidos quedaron a disposición de los juzgados de Instrucción 5ª y 9ª. El primero se ocupará del pedido de captura que Juan tiene en General Pico y del encubrimiento de estafa por el que fue acusada la mujer. Y el segundo por la requisitoria que pesa sobre los tres costosos autos modelo 2010.

En la web. Colocando en el buscador Google el nombre completo del detenido, asociado a las palabras “estafa” y “autos”, se accede a una serie de notas periodísticas sobre un escándalo con vehículos de alta gama que une la ciudad capital del país con la provincia de La Pampa. Ese es el contexto de las dos detenciones ocurridas en la zona de Rosario.

Los tres autos secuestrados habían sido denunciados como robados por la firma porteña Guido Guidi Rent a Car, que tiene domicilio en el piso 18 de la calle Tucumán 540 de Capital. Además de la empresa de alquiler de autos, Guido Guidi es una de las principales concesionarias de Volkswagen en la Argentina y tiene un equipo de automovilismo de competición en la categoría Top Race. El ex fórmula uno Norberto Fontana fue piloto de la escudería el año pasado.

La denuncia.De acuerdo con lo denunciado en octubre por Guido Guidi Rent a Car ante el juez Tolosa de La Pampa, la firma le había alquilado autos de alta gama a Juan en Capital Federal y éste los llevó a la localidad pampeana de General Pico, donde los vehículos eran vendidos con documentación apócrifa o sin papeles.

Los vehículos eran alquilados con una operatoria estándar. Juan, según la denuncia, se presentaba en las oficinas de GG con un DNI, un registro de conducir y una tarjeta de crédito como aval y se llevaba el auto con destino a la provincia de La Pampa. En la denuncia la empresa hace foco, además de Juan, en un empresario inmobiliario llamado Ezequiel C. El pedido de captura que pesa sobre Juan, del 27 de diciembre último, es en el marco de un expediente que cita el nombre del empresario mencionado y la esposa de Juan, llamada Sara Valeria C. Lo que declare Juan será vital para esa causa.

¿Esa es la misma mecánica que habrían llevado a cabo en Rosario? Eso aún se investiga, ya que los tres autos fueron incautados antes de que se realizara una operación. “Al momento de ser detenidos, Juan y la mujer circulaban cada uno en un auto. Se está investigando si eso se debe a que iban a cerrar una operación”, relató un vocero policial.

Juan, en tanto, será requerido en las próximas horas desde el Juzgado de General Pico. En el bolso que llevaba cuando se quiso evadir había gran cantidad de chips de celulares que seguramente serán peritados. Sobre el detenido se sabe que, tras desaparecer de las tierras pampeanas, pasó por la provincia de San Luis y desde hace unos tres meses está radicado en la zona de Rosario. Primero estuvo alojado en un hotel de cuatro estrellas del centro y, desde hace un mes, en un vistoso chalé de Funes con un costo de 7 mil pesos mensuales de alquiler.

Fuente: La Capital