SE PODRÁ PAGAR CON DEBITO LOS TRAMITES DEL REGISTRO AUTOMOTOR

 El ministro anfitrión del encuentro, Julio Alak, consideró este delito una "nueva forma de esclavitud de este siglo" y "un tema preocupante en Argentina por la explotación, fundamentalmente laboral, en grandes establecimientos a

El titular del Banco Nación, Juan Carlos Fábregas, y el ministro de Justicia, Julio Alak, firmaron el convenio.

Todos los tramites que se realicen en los registros de la Propiedad Automotor podrán ser abonados con todas las tarjetas de debito. Así lo informaron desde el ministerio de Justicia que junto con el Banco Nación firmaron un convenio para que las distintas seccionales dependientes del organismo instalen el sistema.

El ministro Julio Alak realizó el anuncio y explicó que la medida apunta a evitar el manejo de dinero en efectivo y, de esa manera, brindar mayor seguridad a los usuarios del sistema.

Por su parte, el Banco Nación proveerá a los registros las herramientas técnicas necesarias para habilitar ese medio de pago electrónico.

Concretamente, la Dirección Nacional de Registros de la Propiedad Automotor y Créditos Prendarios dispuso que los registros seccionales dependientes de ese organismo instalen sistemas que permitan el pago con tarjeta de débito de todos los trámites vinculados a automotores, motovehículos, maquinaria vial y créditos prendarios que realizan ante esas oficinas.

Desde el ministerio resaltaron lo importante de la medida, teniendo en cuenta las cifras récord que se registraron durante 2010. “La industria automotriz, se han reactivado de tal manera que en 2010 alcanzamos casi un millón de patentamientos, contra apenas 200.000 registrados en 2003”, señaló.

En el mismo sentido, el ministro de Justicia destacó que la disposición se encuentra en sintonía con las últimas medidas y recomendaciones adoptadas por el Banco Central de la República Argentina en materia de seguridad y transparencia, que promueve la bancarización de todas las transacciones para evitar el manejo de dinero en efectivo por parte del público y reducir los márgenes de maniobra para operar al margen del sistema formal.

Fuente: Ambito financiero