Cerraron el juzgado de Faltas por denuncias de fraudes y coimas

Lo decidió el Ejecutivo de la ciudad. Fue luego de que salieran a la luz supuestas irregularidades en la entrega de motos secuestradas por el Área Tránsito. Hay tres detenidos, entre ellos el jefe de la repartición.

La Justicia penal de Reconquista investiga hechos de corrupción ocurridos en el Área de Tránsito municipal. Desde el Juzgado de Instrucción a cargo del Dr. Virgilio Palud se apunta a dilucidar si se cometieron fraudes de documentación y pedidos de coimas para fraguar la entrega de motos, que estaban en calidad de secuestradas luego de operativos de control.

La situación que tomó estado público la semana pasada, a raíz de denuncias de propietarios que al momento de retirar sus motovehículos se encontraron con la novedad de que ya no estaban en el depósito oficial, llevó tras las rejas a tres funcionarios municipales acusados de los ilícitos.

Uno de los imputados es el jefe de la sección de Tránsito, Osvaldo P. , mientras que los otros dos detenidos son Héctor Z., empleado en la Secretaría de Desarrollo Social de la Municipalidad de Reconquista, y Norma M., empleada en un centro de salud.

Escándalo institucional

Lo que habría comenzado como un negociado, que alcanzaba sólo a la entrega de motos multadas a cambio del pago de una coima, evolucionaría con el correr del tiempo a un modus operandi que deberá probar la pesquisa judicial.

Según las denuncias, los eventuales infractores eran convencidos bajo presión a vender los vehículos, dado el alto valor de las multas a pagar para su retiro.

En caso de acceder, se encontraba montada una aceitada ingeniería administrativa, de presunto carácter fraudulento, que liberaba el camino para retirar el rodado. Así, se cree, fue entregada una moto de gran cilindrada que había sido secuestrada por estar el conductor alcoholizado y otras faltas.

Esta mañana, el juez Palud avanzaba con las indagatorias a los detenidos con prisión preventiva a fin de definir la situación procesal. La noticia causó un verdadero escándalo a nivel institucional y el propio secretario de Gobierno del Ejecutivo, Juan José Ingaramo, debió acudir al Concejo a brindar explicaciones de lo sucedido.

Es más, el Ejecutivo local decidió cerrar este lunes el Juzgado de Faltas “hasta nuevo aviso” a la espera de lo que resuelva el órgano judicial.

Comunicado oficial

Además, el gobierno local emitió un comunicado en el que indica que “habiendo recibido denuncia informal, respecto de supuestas irregularidades que habrían perjudicado a quien dice ser propietario de un motovehículo, entregándole el mismo a una tercera persona, se procedió de forma inmediata la investigación tendiente a evaluar y detectar posibles irregularidades”.

Para lo cual, agrega el mensaje, se determinó iniciar un sumario administrativo y efectuar la denuncia correspondiente en sede policial. “Queremos transmitir a la comunidad de Reconquista, la tranquilidad de que esta gestión Municipal no avala procedimiento alguno y comportamiento de dudosa intencionalidad”, en ningún caso.

Durante la sesión del Concejo Deliberante del día de hoy, el secretario de Gobierno del Municipio de Reconquista, Juan José Ingaramo, presentó un informe de la situación que se ha planteado en cuanto a la faltante de motos del Corralón Municipal.

/// EL DATO

Evalúa renunciar.

La medida tomó por sorpresa al titular del Tribunal de Faltas, Diego Savagna, que se presentó a trabajar en forma habitual. En diálogo con medios locales, el funcionario expresó su malestar por lo ocurrido y anticipó que una vez completada la investigación evalúa renunciar a su cargo porque “no puedo seguir trabajando en un lugar donde me falsifican la firma”.

Ellitoral.com