LA MINISTRA DE SEGURIDAD DESTACA BAJA EN LA TASA DEL DELITO

La ministra de Seguridad, Nilda Garré, abogó hoy por la participación de toda la ciudadanía en la mejora de las condiciones de seguridad y destacó la existencia de una baja en la tasa del delito, producto de la mayor cantidad de efectivos policiales en las calles de la Ciudad y de los operativos sorpresa de Gendarmería en el Conurbano bonaerense.

Al encabezar un brindis por el Día del Periodista, que se celebra mañana, Garré recordó que la cartera que encabeza fue creada por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en coincidencia con el Día de los Derechos Humanos.

Las ministra destacó el nuevo paradigma que califica a la seguridad como democrática, basada en el más pleno respeto a la Constitución, sus garantías, a los derechos humanos y con eje fundamental en la no autonomía de las fuerzas policiales y de seguridad sino en la conducción por parte de la autoridad política.

En su mensaje a los hombres de prensa, en la sede del Ministerio de Seguridad en el barrio de Palermo, Garré destacó que se están registrando algunos éxitos como la baja en la tasa del delito, que es resultado de mayor presencia en Capital y en Gran Buenos Aires con la Gendarmería, a partir de operativos sorpresa de control vehicular que permitió medir cierta disminución en el robo de automotores.

En ese marco, destacó asimismo el gran esfuerzo para lograr dos mil policías más en las calles de la Ciudad, a través de rediseñar sus tareas y tener menor cantidad en tareas administrativas y la supresión en la función de hacer documentación para volcar más personal a la calle.

Anunció que en 30 ó 40 días se presentarán nuevos patrulleros, que serán los más modernos del continente, equipados con elementos de última generación, en lo que se refiere a computadores, cámaras, Gps.

Por otra parte, indicó que la participación de la ciudadanía es un eje fundamental del Ministerio y abogó por una mayor participación de las organizaciones sociales y vecinos, a quienes llamó a sentirse protagonistas del proceso de mejora de las condiciones de seguridad.

Nadie puede escabullir el bulto o la responsabilidad. La participación de todos ayuda al diagnóstico, pero también del intercambio surgen soluciones. Hay una creatividad de la gente que participa y hay también un monitoreo de la actividad de las fuerzas policiales y de seguridad Entre los delitos que hoy se deben afrontar, Garré mencionó la amenaza grave de la criminalidad organizada, con el nacrotráfico y la trata de personas, y el robo de automotores de alta gama.

Agregó por último la conflictividad que se da en las sociedades modernas y grandes ciudades con problemas intrafamiliares y vecinales especialmente en zonas marginales, lo que necesita políticas nuevas y distintas para poder resolver esos conflictos y personal policial con capacitación y profesionalismo para superar esos conflictos.

Terra