UNASEV: ahorro de US$ 213 millones por reducción de siniestros viales

Entre 2009 y 2010 hubo 5.300 lesionados menos en accidentes de tránsito, lo que representó un ahorro al país de US$ 213 millones, según la Unasev. Sin embargo, los 28.500 lesionados del año pasado implicaron un gasto de US$ 1.000 millones.

Cada lesionado por accidente de tránsito le cuesta al país aproximadamente US$ 40.000, explicó el director de la Unidad Nacional de Seguridad Vial (Unasev), Gerardo Barrios, que estuvo presente en la Comisión de Transporte y Obras Públicas del Senado para disertar sobre la tema.

En números, esto quiere decir que los 27.954 lesionados que hubo en el tránsito durante el año pasado, provocaron un gasto al país (en atención médica y derivados) superior a los US$ 1.000 millones, según se desprende del estudio de “Siniestralidad Vial” de la Unasev.<!–

google_header = ”;
google_ad_client = ‘pub-2728517032854978’;
google_ad_slot = ‘6707842369’;
google_ad_output = ‘js’;
google_max_num_ads = ‘3’;
google_ad_type = ‘text_html’;
google_image_size = ‘300×250’;
google_feedback = ‘on’;
google_holder_pos.push(“x20”);

–>

AHORRO. A su vez, el director del área hizo hincapié en el ahorro de dinero generado entre 2009 y 2010 a causa de un descenso de cantidad de lesionados, tomando en cuenta las variaciones interanuales.

Es decir, si bien en 2009 y 2010 hubo un incremento en la cantidad de lesionados, el mismo fue proporcionalmente menor al que se registraba en los años anteriores. Hasta el año 2007 la cantidad de lesionados se incrementaba a un ritmo de 14% anual, mientras que entre 2009 y 2010 el crecimiento in-teranual fue de solamente 5%.

“Esto quiere decir que si no hubiera existido `algo` que empezó en 2008 y continuó en 2009 y 2010, seguramente habría más cantidad de lesionados y fallecidos. En definitiva, en estos dos últimos años hubo 5.300 lesionados menos. Esto significa que 5.300 familias uruguayas no se involucraron en una lesión vinculada al tránsito”, afirmó Barrios, que se refiere con el término “algo” a la Ley de Tránsito y Seguridad Vial creada en el año 2007.

“Hubo un antes y un después del año 2007 en materia de seguridad vial, es decir, luego de la aprobación de las leyes”, reafirmó Barrios en el Parlamento.

En términos económicos, los 5.300 lesionados menos que hubo en el tránsito uruguayo representaron un ahorro cercano a los US$ 213 millones.

LAPIDARIO. Cada 16 horas muere un uruguayo en un siniestro de tránsito y el país está entre los peores del mundo en la tasa de muerte generada por accidentes: 16,6 cada 100.000 habitantes. “El promedio tolerado en el mundo -en la Unión Europea y en los países del Cono Sur y de Centroamérica- es de cinco o seis muertos cada 100.000 habitantes, pero hace muchos años que esos países invierten en esta materia para que estos números llegaran a lo que son”, reflexionó Barrios a modo de autocrítica.

Para el director de Unasev las políticas a implementar con el fin de disminuir los magros números no están fuera del alcance del país. “Los insumos a nivel de estrategias que los países deben desarrollar están a nuestro alcance y la clave está en establecer las medidas o las buenas prácticas en materia de seguridad vial”, concluyó.

DATOS DEL INFORME DE SEGURIDAD VIAL 2010

Durante el año pasado se registraron 23.951 accidentes de tránsito en todo el país, lo que implicó un crecimiento del 4.8%, respecto al año anterior. Como consecuencia de los siniestros, 28.510 uruguayos resultaron lesionados, un promedio diario de 78 personas (5% más que 2009).

Hubo 556 fallecidos el año pasado a causa de accidentes de tránsito, lo que también representa un aumento, en este caso del 3,9%, respecto del año anterior. En promedio murieron 1,52 personas por día. O dicho de otro modo: cada 16 horas murió un uruguayo como consecuencia de un siniestro.

La tasa de mortalidad indica que muere un uruguayo por un accidente de tránsito cada 100.000 habitantes. El departamento de Rocha es, por lejos, el que presenta los mayores niveles: 42.6 fallecidos cada 100.000 habitantes. Es seguido por Lavalleja con 37.1 y Río Negro con una tasa de 31.9.

“El alto índice de accidentes que presenta Uruguay no se cambia solo con educación, sino también con un marco normativo aplicable, y el posterior control y fiscalización por parte de las autoridades”, señaló Gerardo Barrios al momento de la presentación de informe de Siniestralidad.

En cuanto a la relación entre lesionados y siniestros, los datos del 2010 muestran que cada 100 siniestros se registraron 119 personas lesionadas, valor similar al del año anterior.

Los más jóvenes son los más expuestos a un siniestro con resultados mortales o muy severos. Es así que se constató que 3 de cada 4 fallecidos era de sexo masculino y que casi el 50% tenían edades entre los 15 y 39 años.

En el rango de edades de los 20 a los 24 años es donde se constató el mayor número de fallecidos, que representan un 12,8% del total de las víctimas mortales. Estas cifras están “por encima” de los números de otros países.

La cifra

1.000 son los millones de dólares que pierde el país por costos que generan los lesionados en accidentes de tránsito: 27.954 en 2010. 

El País Digital