Diprove niega denuncia de la Aduana

La Dirección de Prevención de Robo de Vehículos (Diprove) de Cochabamba negó ayer haber modificado datos y certificado un vehículo robado para que pase a la Aduana y siga con el proceso de nacionalización.

 

“Hay una tergiversación y mal entendido en el caso del vehículo. Esto es completamente falso, ya que el coche en cuestión se encuentra en Dirpove en calidad de observado, tiene el chasis cambiado, nunca salió de esta repartición a la Aduana de Cochabamba”, dijo el comandante regional de Diprove, Nelson Rodríguez.

 

La presidenta de la Aduana Nacional de Bolivia (ANB), Marlene Ardaya, informó el martes que la entidad identificó dos autos robados en La Paz y Cochabamba que estaban a punto de ser legalizados.

 

“Se están presentado algunos casos en los que se están adquiriendo los certificados de Diprove, pero no es garantía de que el vehículo no sea robado porque la Aduana ya ha detectado dos casos que a pesar de ser certificados correctamente por Diprove, nosotros los hemos detenido y ahí se produce la incautación”, explicó.

Modificaciones

 

Ardaya explicó que se identificaron a efectivos de Diprove que modificaron algunas características de los vehículos robados para emitir posteriormente el certificado. El cambio podría implicar que el propietario pague además menos impuestos.

 

Diprove rechazó esta acusación. “Nosotros estamos trabajando profesionalmente y transparentemente, no podemos realizar ningún cambio en los vehículos para que paguen menos en la Aduana Regional, y esto lo puede constatar el mismo funcionario de esta repartición ya que está a lado nuestro”, aseguró ayer Rodríguez.

 

En tanto, el diputado del Movimiento Al Socialismo (MAS), Ever Moya, denunció este miércoles a cuatro altos funcionarios de la Aduana Regional de Oruro por haber supuestamente recibido dinero ilegal por facilitar la nacionalización de un motorizado incautado en 2008.

 

Según el dueño del vehículo, Faustino Sánchez, fue extorsionado y pagó más de 4.500 dólares a los funcionarios.

Los tiempos.com