Carros más ‘inteligentes’ evitarán choques y detectarán infartos

El fabricante automotriz japonés Toyota está probando una nueva tecnología anti impacto para su línea de carros. Esta haría que el vehículo pueda detectar posibles obstáculos en las calles y avenidas para que, automáticamente, pueda desviarse, en caso de que el conductor no pueda.

La marca estudia colocar cámaras y un radar muy sensible de ondas milimétricas en la parte delantera. Con estos aditamentos el carro podría esquivar objetos o gente cruzando la calle.

El carro calcula la distancia del freno que debe hacer y la dirección hacia la que debe moverse. La montadora asiática no he especificado la fecha exacta para la instalación de esta tecnología ni los mercados donde se promoverá. Sin embargo, ha expresado que es un futuro inevitable en toda la línea de autos.

La iniciativa responde a una tendencia mundial en el mercado de carros, que promueve y obliga a las fábricas a ensamblarlos con tecnología que minimice los accidentes y muertes por atropellamiento.

Por eso, Toyota también está trabajando en prototipos que tienen un capot que se eleva ligeramente en caso de colisión frontal, para así menguar el daño de un posible impacto de un carro en el cuerpo humano.

Finalmente, dos avances en estado de prueba serían un estándar en las líneas de la marca dentro de un par de años. Uno serían faroles con detección automática de la oscuridad de la noche para ajustar el brillo dependiendo del caso y para no cegar a conductores en vía opuesta.

De igual manera, un volante con un detector del rimo cardíaco para alertar al conductor o a los pasajeros sobre posibles ataques en pleno movimiento del automóvil. /OM.

Andes