Subió el índice de accidentes fatales

A contramano de las cifras nacionales, en Mendoza se incrementaron los muertos en rutas y calles en relación a años anteriores. El promedio es de 1,4 fallecidos por día. Los jóvenes han sido protagonistas: 29 de las 136 víctimas de 2011 tenían menos de 26 años.

Mientras las estadísticas de muertes por accidentes de tránsito venían disminuyendo en número durante los últimos años en Mendoza, la seguidilla de choques registrada durante los últimos días provocó una subida estrepitosa de víctimas fatales.

En lo que va del año, 136 personas perdieron la vida a bordo de autos, motos, micros, camiones o bicicletas, 29 de ellas menores de 26 años. Desde el Gobierno, con cierta razón, responsabilizan a la población, pero la falta de control, la cantidad de autos circulando en la provincia y el mal estado de calles, señalizaciones y rutas, juega un papel preponderante dentro de la problemática.

Los números no son del todo claros. Cuando Los Andes intentó obtener cifras oficiales acerca de la cantidad de fallecidos en colisiones vehiculares, Epidemiología y Ambiente Saludable, departamento que junto a la Comisión de Estudio y Evaluación  de Estadísticas de Accidentes de Tránsito elaboran los números, contestaron que aún están evaluando los casos de 2010, es decir que hay más de un año y medio de vacío de información.

En tanto, el Ministerio de Seguridad ha registrado los números de víctimas fatales hasta junio (115), con el aliciente de que en esa cartera sólo contabilizan los decesos en el momento del accidente, sin realizar un seguimiento de quienes pierden la vida días después del hecho.

Lo cierto es que, según un relevamiento realizado en los medios de comunicación, el número de muertos como consecuencia de choques vehiculares en calles y rutas de nuestra provincia en lo que va del año, se extendió a 136 que, comparado con los 118 ocurridos de enero a junio de 2010, significa un aumento más que considerable.

En el primer semestre de 2008 fallecieron 138 personas en el lugar del accidente de tránsito. En el mismo período de 2009 la cifra bajó a 126 y, en igual lapso de 2010, se detuvo en 118. El año pasado el registro cerró en 352 muertes en 2010, casi un muerto por día. Hoy, el promedio creció hasta 1,4 por jornada.

Las cifras contrastan con los datos a nivel nacional: la inseguridad vial fue del 18%, mientras que el índice de mortalidad por esa causa bajó un 16,7%; las lesiones graves se redujeron 7,3%, según un estudio que analizó los hechos ocurridos durante el primer semestre del año en curso.

En todo el país, durante el año pasado murieron 7.659 personas, es decir un promedio diario de 21 y mensual de 638. Así, Argentina ostenta uno de los índices más altos de mortalidad por accidentes de tránsito en el mundo. Además hay 120 mil heridos de distinto grado y miles de discapacitados por año. Nuestro país tiene 15.000 personas con discapacidades permanentes nuevas cada año como consecuencia de choques vehiculares. En tanto, las pérdidas económicas del tránsito caótico superan los U$S 10.000 millones anuales.

Los datos anteriores forman parte de los informes dados a conocer por la ONG Luchemos por la Vida, e incluyen fallecidos en el hecho o como consecuencia de él, hasta dentro de los 30 días posteriores, según el criterio internacional.

Pero volviendo a la realidad provincial y atentos a la notable escalada de muertes en lo que va del año, desde el Gobierno precisamente, el ministro de Seguridad, Carlos Aranda, criticó ayer la falta de responsabilidad de los conductores mendocinos.

“El Estado tiene que seguir participando pero la concentración de la mayor fuerza tiene que ser en la concientización de quien se sube detrás de un volante. Y quien se sube al lado de alguien que conduce tiene que ser responsable y decir: ‘Pará que me bajo’. Esto tiene que ver con la responsabilidad del uso de un vehículo, de los padres en cómo le dan un auto a un adolescente, a una persona que no está en condiciones y, por supuesto en el Estado, con sus actividades para prevenir y concientizar”, explicó el ministro, antes de prometer el refuerzo en los controles.

Los Andes consultó a Carlos Trad Fager, presidente de la Sociedad Argentina de Evaluadores de Salud y especialista en materia de accidentes de tránsito, quien puso énfasis en los aspectos que generan que las cifras de muertos sigan creciendo. “En Europa lograron reducir el 50% de las víctimas fatales en accidentes de tránsito. En Alemania las personas estudian casi dos años antes de obtener su licencia. España tiene un sistema de quita de puntos unificada en todo el país y todos en general hicieron grandes inversiones en calles y rutas”.

En cuanto a la situación en Mendoza, el especialista agregó: “Somos la segunda provincia en estadísticas negativas. Existe burocratización de la seguridad vial, hay envejecimiento de calles y rutas, una mala gestión del tránsito, no hay trenes y existe una muy baja aceptación al uso del transporte público y la bicicleta”.

Los Andes