Cuatro muertos en un accidente de tránsito en la autopista a Santa Fe cerca de San Lorenzo

El accidente se produjo esta mañana a la altura del kilómetros 17,5, cuando un Chevrolet Corsa que iba hacia la capital provincial se cruzó de carril a altísima velocidad y colisió contra un Renault Meganne que se desplaza en sentido contrario.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cuatro personas murieron esta mañana al chocar dos automóviles sobre la autopista a Santa Fe. El accidente se produjo a la altura del kilómetros 14,5 de esa vía de comunicación en jurisdicción de San Lorenzo.

 

De acuerdo a las primeras informaciones suminstradas por el comisario inspector Humberto Lodolini al programa Yorlano con todo de La Ocho, la colisión ocurrió sobre el carril de circulación norte-sur y participaron dos automóviles. Uno de los vehículos, un Chevrolet Corsa, en el que viajaban dos hombre y una mujer y que se desplazaba en dirección a la ciudad de Santa Fe se cruzó de carril, prácticamente voló sobre el vadén del cantero central e impactó a la altura del techo de un Renault Megane que iba en sentido contrario.

 

El funcionario policial explicó que las tres personas que iban en el Corsa y el hombre que iba en el Meganne fallecieron en forma inmediata y describió como “muy triste” el panorama con que se encontraron los policías al llegar al lugar del siniestro. Además dijo que los cuerpos quedaron irreconocibles.

 

Lodolini indicó que el hombre que estaba a cargo del Meganne era un ingeniero agrónomo oriundo de Capital Federal de unos 30 años de edad. En el Corsa, iban dos hombres y una mujer, de unos 60 años, que tenían domiclio en la provincia de Buenos Aires.

 

Acerca de las causas del accidente, el comisario inspector dijo que no estaban determinadas. “Las condiciones de la zona eran buena, la visibilidad era buena, el pavamento está en buen estado. Hay una huella visible de frenada en el carril del Corsa. Suponemos que el conductor frenó por algún motivo y eso hizo que perdiera el control a alta velocidad y saliera despedida hacia el otro carril”.

 

En ese sentido, Lodolini aclaró que en el lugar no había animales sueltos ni muertos.

La Capital