Usan tecnología que inhibe señal de GPS para robar autos

Ciudad de México.- Las bandas dedicadas al robo de vehículos han comenzado a utilizar un inhibidor de señal de GPS AVL que les facilita su operación, ya que permite que se pierda momentáneamente la ubicación del automotor.

El Fiscal de Robo de Vehículos de la Procuraduría General de Justicia capitalina (PGJDF), Roberto Carlos Rodríguez Zavala, comentó que este tipo de aparatos no son fabricados en México, y que ignoran el lugar de origen de las piezas que los conforman.

La PGJDF descubrió esta tecnología luego de capturar a dos personas que descargaban mercancía de un camión robado.

En el automotor colocaron el bloqueador de GPS AVL, que mide aproximadamente 30 por 40 centímetros, y lo conectaron al encendedor.

En Internet, ese tipo de aparatos se ofrecen hasta en 200 dólares, pero de acuerdo con fuentes de la Policía e Investigación, tienen indicios de que la delincuencia organizada recurre a expertos en electrónica que los elaboran con componentes genéricos.

Aunque la fabricación es casera, se ignora de dónde sacan los manuales o por quiénes son instruidos quienes los hacen.

“Lo que detectamos aquí, en base a un perito en materia de electrónica, de la Procuraduría, es que es un objeto sin marca ni modelo visible, que tiene la características de un inhibidor GSM de cuatro bandas de frecuencia.

“Este objeto puede ser utilizado en una sala de reunión, de conferencias, museos, galerías, reclusorios, en cualquier dependencia donde las comunicaciones deben ser restringidas”, explicó el Fiscal.

Con el dispositivo, informaron en la PGJDF, se pueden bloquear incluso teléfonos celulares y computadoras que se encuentren cerca.

El rango de alcance, explicaron, es de aproximadamente 50 metros, y deja de funcionar cuando se desconecta, por lo que la Policía o las empresas de localización pueden volver a rastrear el automotor.

El 19 de mayo, la PGJDF detuvo a Raymundo Gabino Medina, de 25 años de edad, y a Juan Carlos Ramírez Mendoza, de 50, cuando pretendían descargar mil 658 cajas de golosinas al interior de una empresa dedicada a la renta de mini-bodegas, ubicada en el número 561 del Viaducto Miguel Alemán, en la Colonia Granjas México, Delegación Iztacalco.

El vehículo de carga había sido robado cuando circulaba por la lateral de la Calzada Ignacio Zaragoza, a la altura de Avenida Guelatao, y cuando se solicitó a la empresa de localización que lo ubicara, respondió que no tenía señal disponible del automotor.

Sin embargo, dos horas después se logró ubicar al automotor, según el Fiscal de Robo de Vehículos, gracias a que los ladrones desconectaron el inhibidor de la señal.

Los dos detenidos señalaron que eran vigilantes de la bodega y que otros individuos los contrataron para descargar la mercancía a cambio de 300 pesos, pero aunque les indicaron que debían mantener encendido el carro, hicieron caso omiso y lo apagaron, por lo que el bloqueador dejó de funcionar.

Rodríguez Zavala señaló que aún no capturan a quienes colocaron el inhibidor ni a los que efectuaron el robo, ya que los dos hombres consignados resultaron ser un bicitaxista y el cuidador de la bodega donde se guardó el camión robado.

Terra