Roban diez vehículos en 26 horas

La cifra se desprende de las denuncias recibidas en el Gran Mendoza y San Martín entre las 4 del viernes y las 6 de ayer. La mayoría de los rodados desaparecieron de la vía pública.

Pese a que las empresas aseguradoras confirman con estadísticas que el robo de vehículos ha bajado este año en Mendoza, los números de las denuncias que ingresan todos los días en las oficinas fiscales del Gran Mendoza parecen indicar lo contrario. En sólo 26 horas se robaron más de diez rodados, la mayoría mientras estaban estacionados en la vía pública.

La gran concentración de vehículos que registra a diario la capital provincial hace que la ciudad sea también el sitio más elegido por los ladrones que se dedican a “levantar” autos de la calle. El viernes fue un día de suerte para este tipo de maleantes, que se alzaron con tres vehículos en pocas horas.

Las denuncias de estos robos comenzaron a las 4, cuando a la Oficina Fiscal Nº1, que funciona en la Comisaría Tercera, llegó un indignado automovilista denunciando que le habían robado su Volkswagen Gol que estaba estacionado en la esquina de 25 de Mayo y Montevideo.

Según contó el hombre, el vehículo había estado en ese lugar unos pocos minutos, que fueron suficientes para que los ladrones se lo llevaran sin ser advertidos por nadie.

Diez horas más tarde, la situación se repetía pero esta vez el escenario era la calle Don Bosco de Ciudad, a metros de Rioja. Allí había quedado un Fiat Duna blanco que desapareció antes de que su dueño regresara por él.

Tampoco se salvó de los ladrones un Renault 12 de color rojo que fue robado a las 18.15 del viernes en Pedro B. Palacios y Vicente López de Ciudad. Conocidos los hurtos, las características de los tres autos se propagaron a todos los móviles del Gran Mendoza. Pero ninguno fue recuperado.

El mismo destino, engrosar las arcas de la delincuencia local, tuvieron también otros dos vehículos robados en la tarde del viernes en las cercanías de la plaza departamental de Godoy Cruz y en los alrededores del barrio La Estanzuela, de la misma jurisdicción.

Cerca de las 20, la ola de robos de autos llegó hasta el centro de San Martín, en donde también se denunció la desaparición de un vehículo estacionado en la zona céntrica.

La jornada de hurtos se cerró con otra novedad surgida de la Sexta Sección de Ciudad. Allí, un hombre descendió de su auto para hacer una compra en la cuadra de la calle Leonidas Aguirre casi Belgrano. Según contó, tardó escasos minutos en concretar su diligencia, pero alguien que obviamente vigilaba la cuadra aprovechó ese breve lapso para abrir su Renault 11 y escapar con él. En la misma zona desapareció otro auto, cerca de las 7.30, cuyo robo también se registró en la Oficina Fiscal Nº2.

Esta racha de éxitos de los maleantes experimentados en apoderarse de vehículos, que terminaran en desarmaderos o serán vendidos modificando sus patentes y motores, no terminó el viernes, ya que ayer se denunció el robo de cuatro rodados más.

Pasada la medianoche, un hombre sólo alcanzó a bajar de su moto y a guardarla en el garaje de su casa, en la calle Santa Cruz casi 9 de Julio de Las Heras. Eran las 0.30 cuando el motociclista dejó su rodado y entró a su casa para dejar algunas cosas que llevaba, pero ese segundo fue aprovechado por un avezado ladrón que pateó el portón de la cochera, se hizo de la Mondial 150cc y la usó para huir del lugar.

Otra moto, esta vez un ciclomotor, también terminó en manos de ladrones en El Algarrobal. Su dueño la habría dejado sin cadena porque sólo se alejó de el para comprar el diario, pero un ladrón que pasaba por allí vio la oportunidad y sólo necesitó subir a la moto y arrancarla para llevársela.

 
Diario Uno