A la pelotita… A la pelotita…

La viveza criolla a la orden del delito.

Durante muchos años las automotrices han bregado por brindar mas seguridad a los vehículos en procura de proteger el bien propio. Pero esto parece no ser suficiente para los reyes del scruche, que a diario van mutando de técnicas tan sofisticada para la apertura de vehículos como el uso de una pelotita de tenis.

                                                                  (hace clik en la imagen para ver el video)

Este esta piola

Otras de las técnicas que han desarrollado los dueños de lo ajeno.

                                                                  (hace clik en la imagen para ver el video)

Y , si lo calentas se abre

sabido es que los autos de alta gama tiene innumerables sensores para la protección mecánica del vehículo como la seguridad de sus ocupantes, (sensor de airbag, sensor de presión de aceite, sensor de pastillas de frenos, sensor de cinturón de seguridad colocado, sensor de esto, sensor de aquello), hasta si un día venimos medio alegron de la peña el señorito no arranca por que el sensor de alcohol en el ambiente es elevado. también posee un sensor de temperatura, y usted dirá, sí, el del agua, correcto; pero le vamos a hablar del sensor de temperatura por fuego en el circuito electrico, cuando este sensor se activa produce la apertura de todas las puertas del automotor e inclusive el portón o baúl para evitar que sus ocupante perezcan calcinados . Situación que es utilizada por los levantadores que poseen un amplio conocimiento donde están ubicados estos sensores conforme a marca y modelo, y lo único que tienen que hacer es brindarles una fuente de calor (prender fuego un papel), y et voila, auto abierto.

                                                                  (Observa como funciona el sensor de temperatura)

existen innumerables como sorprendentes maniobras delictivas en la apertura de vehículos, como así también en el arranque del mismo. Pero ese tema lo charlamos otro día.

Prensa: A.Per.V.Re.Q.

investigación periodística Julio Aquino