“Si para que no haya accidentes de tránsito debo ir preso, iré preso”

Así lo expresó desde EE.UU. el intendente de Calchaquí, Rubén Cuello.

 
 

Vía Skype, desde el país del norte que visita como parte de una comitiva rural y cooperativa, el mandatario expresó, sin ambigüedades, que “si para que no haya accidentes de tránsito en Calchaquí tengo que ir preso, iré preso”.

Dijo que se puso a disposición de la Justicia y ofreció aportar toda la documentación obrante en el municipio acerca de la legalidad de los procedimientos de control de tránsito en su distrito.

El jefe municipal aseguró que los controles viales que se efectúan en el tramo de la ruta 11 que pasa por su jurisdicción, así como en todo el ejido urbano, “se ajustan estrictamente a las leyes de Tránsito y Seguridad Vial, a todas las normativas establecidas de los organismos competentes”.

“Basta con repasar los artículos de la Ley Orgánica de Municipalidades para advertir que nuestra actividad siempre se ajustó a las leyes vigentes”, dijo; y agregó: “No tengo problemas en que se investigue todo y así se lo dije al juez. Estamos dentro de la ley; y si para que no haya accidentes en mi ciudad, tengo que ir preso, iré preso”.

A propósito del conflicto que el municipio entiende como “una confusión desafortunada”, Cuello señaló que “fue la propia Agencia de Seguridad Vial la que la indicó al municipio que éste puede efectuar controles de tránsito e imponer sanciones ante la comprobación de faltas, siempre que sean constatadas por un funcionario público municipal presente en el lugar de la infracción”.

Al respecto, remarcó que “fue a partir de una prueba aportada por nuestra parte que se produjo la declaración testimonial de personal de la Agencia Provincial de Seguridad Vial; de la que surge que es la propia Agencia la que expresa que los municipios están en condiciones legales de ejercer el control vial en su ejido urbano con el concurso de inspectores municipales”.

Dijo también que “todas las infracciones fueron constatadas por los inspectores municipales de nuestra ciudad y está más que claro que en los casos en que se utilizaron medios electrónicos, se lo hizo para controlar, complementar o refrendar el accionar de nuestro personal y no para sustituir su intervención; en estricto cumplimiento de la ordenanza aprobada por unanimidad por el oficialismo y la oposición en el Concejo Municipal”.

Señaló, además, que el municipio siempre estuvo en estrecho contacto con la Agencia Provincial de Seguridad Vial y que, ante los conflictos de competencia que “seguramente se van a resolver con prontitud en beneficio de la seguridad de quienes transitan por el distrito”, está plenamente dispuesto a trabajar en conjunto con el organismo para encontrar soluciones a estos conflictos y avanzar en la unificación de políticas integrales de Seguridad Vial. “Nuestro propósito es hacer que la Seguridad Vial en nuestra ciudad sea cada vez 

“Lo que sí requiere de autorización es la utilización de medios electrónicos, cuando la sanción se impone exclusivamente con esta evidencia gráfica, que no es lo que ocurrió en Calchaquí”, explicó.

Infovera