El auto del futuro circula por las calles de Berlín

Investigadores de la Universidad Libre de Berlín mostraron este sábado 17 de septiembre el prototipo de un automóvil autónomo capaz de circular por las calles de la ciudad controlado completamente por computadora.

El auto “MadeInGermany” es un VW Passat convencional pero modificado para aceptar comandos de una laptop. Así, a través de interfaces especiales la computadora puede ordenarle al auto acelerar, frenar, cambiar de velocidad o bien girar la columna de la dirección. Las órdenes las produce una laptop con conexión a todos los sensores montados en el Passat.
 
MadeInGermany realizó varios recorridos automáticos a lo largo de un trecho de 10 Km desde el centro de convenciones de Berlín hasta la puerta de Brandenburgo. El tráfico, aunque reducido por la temprana hora, era el que se puede encontrar cada fin de semana en esta parte del centro de la capital alemana.

MadeInGermany extrae su posición de una unidad de navegación satelital GPS que le permite saber en que calle de la ciudad y en que carril va circulando el automóvil.

Con la ayuda de radares y escáneres láser (lidar) se puede medir el eco producido por autos o personas. De ese eco se puede calcular la posición de todos los objetos que rodean al auto.
 
MadeInGermany posee seis escáneres con un alcance de 120 metros hacia el frente y uno con alcance de 70 metros alrededor de la unidad: el vehículo navega por eso con mucha más información de la que una persona podría absorber.

El auto “sabe” cuál es la posición y velocidad de cualquier objeto a menos de 70 metros y 360 grados a su alrededor. Para detectar las líneas blancas que limitan a un carril, MadeInGermany utiliza cámaras de video montadas detrás del parabrisas. Con ellas se puede centrar al auto en el carril y además se puede reconocer el color activo de los semáforos.

Durante la demostración el automóvil tuvo que reconocer los 46 semáforos de los 46 cruces de calles en el trayecto elegido para la prueba. Todo el equipo electrónico está alojado en la cajuela del vehículo, que cuenta con una batería adicional para alimentar de energía a la electrónica.

En opinión del Prof. Raúl Rojas, líder del proyecto, el prototipo es una ventana hacia el futuro del transporte urbano. Rojas dijo: “La industria automotriz está introduciendo innovaciones tecnológicas a través de sistemas de asistencia al conductor. Estos dan una alarma, por ejemplo, si el auto abandona el carril. Hay sistemas comerciales que pueden estacionar autos con pocos movimientos”.

En su opinión, este tipo de tecnología no será introducida de la noche a la mañana, sino que se dará un proceso gradual de mejoramiento de los sistemas de asistencia al conductor. Vehículos modernos ya poseen todas las interfaces necesarias para “drive by wire” y solo se necesita que los costos de los sensores láser bajen lo suficiente para que puedan ser incorporados en autos de serie.  Actualmente el precio de los siete láseres utilizados en MadeInGermany  sobrepasa el costo del vehículo mismo.

“Ocurrirá como con las computadoras”, dijo Rojas. “Hace décadas eran muy caras y voluminosas. Ahora todo el mundo tiene una computadora en el bolsillo”.  El proyecto berlinés es por eso un intento para elevar el estado del arte y convertir a sistemas de conducción automática en una realidad.

MadeInGermany es el primer auto certificado para navegar de forma autónoma en los estados de Berlín y Brandenburgo. Para obtener este permiso los investigadores de la Universidad Libre de Berlín tuvieron que prometer tener siempre a una persona detrás del volante, como conductor de emergencia, y tuvieron que asegurar el auto por 100 millones de euros.

Una compañía de seguros proporciona el seguro sin costo para la universidad. El conductor de seguridad puede desactivar las computadoras con tan solo tocar el pedal del freno y puede así tomar el control inmediatamente.

Hasta ahora el equipo berlinés no ha tenido ningún percance durante los cuatro años que llevan desarrollando la tecnología y realizando pruebas, tanto en el aeropuerto de Tempelhof como en las calles de Berlín.

“En el futuro lejano todo el transporte será autónomo”, opina el profesor Rojas. “No sólo será más seguro viajar en un auto con este tipo de sensores, sino que además será posible compartir los vehículos”.

Para compartir vehículos en la actualidad (car sharing) se tiene que recoger el auto en un punto central, como una estación de tren, y hay que devolverlo otra vez ahí. “Si el auto me recoge y me lleva a trabajar no tengo que estacionarlo”.

El auto puede seguir transportando  pasajeros por toda la ciudad, dos o tres a la vez, aumentando de esta manera la utilización de cada vehículo y disminuyendo el tráfico de manera proporcional.

“Imaginen ciudades como Tokyo o la ciudad de México con dos o tres personas por automóvil en lugar de un solo pasajero”, dijo Rojas. “El tráfico volvería a fluir, bajaría la contaminación, estaríamos más seguros y viviríamos más contentos”.

A corto plazo la tecnología podría ser introducida primero en áreas cerradas como aeropuertos y fábricas. El siguiente paso será la introducción en el tráfico de carreteras, culminando con el tráfico citadino.

Aún falta desarrollo y décadas de trabajo, pero la demostración del auto autónomo berlinés muestra ya lo que el futuro nos tiene reservado.

 © 2011 PortalAutomotriz.com