Desgraciada la generación cuyo jueces merecen ser juzgados

Destituyeron a una jueza por mal desempeño en causas de robos de autos

La magistrada fue a juicio político por la denuncia de otro juez, quien sostuvo que la conducta de su par constituía “mal desempeño”.

Una jueza penal de Villa Mercedes, San Luis, fue destituida de su cargo por mal cumplimiento de sus funciones en causas vinculadas con automóviles robados y con documentación melliza.

Marta Vallica San Martín de Fígari fue sacada del cargo de titular del Juzgado Penal número 2 de esa ciudad y fue inhabilitada por cinco años para ejercer cargos públicos.
Según el fallo del Jurado de Enjuiciamiento, que encabezó la presidenta del Superior Tribunal de Justicia de la provincia, Lilia Novillo, la magistrada “debió investigar a los funcionarios policiales y de Planta Verificadora que intervenían frecuentemente en los casos reseñados”, vinculados con el robo de vehículos.

 

La jueza había sido sometida a juicio político a raíz de una denuncia iniciada por otro juez Penal local, Julio César Fernández Triches, quien sostuvo que la conducta de su par, “prima facie”, constituía “mal desempeño, desconocimiento del derecho y falta a los deberes de funcionario público, por supuesto cohecho”.
Vallica San Martín había cobrado notoriedad a nivel nacional en mayo de 2005, cuando se produjo una crisis judicial en la provincia, tras la denuncia de la fiscal Gretel Diamante que indicaba que a los jueces puntanos se les hacía firmar la renuncia por anticipado. Vallica San Martín reconoció entonces, ante una cámara oculta, que ella había firmado su dimisión con la fecha en blanco.

 

El tema llegó incluso a debatirse en el Senado de la Nación, con transmisión en vivo por los canales porteños, aunque Vallica San Martín nunca fue llevada a la justicia por ese tema.
Durante su juicio político, la magistrada se había defendido aduciendo que era “difícil analizar” las causas “cuando se está proveyendo entre 90 y 100 expedientes por día” por lo que “más de una vez”, dijo, se le pudieron haber pasado las irregularidades” en las documentaciones de vehículos robados.
Entre sus intervenciones más destacadas durante el proceso estuvo la que se refirió con ironía a la titular de la Suprema Corte provincial.
“La actual presidenta no ha pisado nunca un juzgado, ni ha estado ni de un lado ni del otro del mostrador”, dijo en referencia a la falta de ejercicio de la profesión como litigante o como juez, con anterioridad al cargo que hoy ostenta, de la titular del máximo tribunal provincial. 

El Sol

Video relacionado