Tiroteo en intento de robo a una concesionaria en Boedo

 Un policía federal resultó herido al tirotearse en el barrio porteño de Boedo con dos delincuentes que intentaron robar una concesionaria de autos y luego escaparon robando un taxi y un vehículo particular.
 

Los voceros aclararon que el efectivo, que pertenece a la comisaría 10ma., sólo sufrió una herida leve de una esquirla de bala en el cuero cabelludo, por lo que permanece fuera de peligro en el Hospital Churruca.

Todo comenzó cuando dos asaltantes llegaron en un auto Volkswagen Gol negro a una concesionaria de compra y venta de autos en la esquina de Quintino Bocayuva y Carlos Calvo.

Los delincuentes no lograron ingresar al local por la acción del policía que al ver que bajaban armados del auto, les dio la voz de alto.

Siempre según voceros policiales, en el lugar se originó un tiroteo que puso en fuga a los ladrones, quienes retrocedieron hasta el auto en el que habían llegado. En el enfrentamiento, el policía federal fue alcanzado por una esquirla en la cabeza, pero llegó a balear el Volkswagen Gol de los delincuentes.

Los asaltantes escaparon a toda velocidad pero con uno de sus neumáticos pinchados, por lo que a dos cuadras, en la esquina de Estados Unidos y Yapeyú, debieron abandonar el vehículo.

Allí bajaron armados y cada uno de ellos robó a punta de pistola un vehículo distinto: uno huyó en taxi y el otro en una Renault Kangoo, que hasta esta tarde no habían sido localizados.

La policía científica trabajaba sobre el Volkswagen Gol negro abandonado por los delincuentes -dominio IET229-, en búsqueda de huellas o rastros para poder identificar a los delincuentes, mientras que la policía intentaba determinar si el vehículo era robado, como se sospecha.

 
ámbito.com