Crece robo de vehículos “a pedido”

LIMA –  El robo de autos ha aumentado en el país, que duda cabe. Pero este incremento trae consigo una “especialización”, los delincuentes que sólo se dedican a la sustracción de vehículos “a pedido”.

Esto es, según las características que exigen “sus clientes”. Una fuente del sector automotriz informó que existen mafias organizadas que ofrecen sus productos “a la carta” y sólo consiguen las unidades que les solicitan los receptadores o el generador de la orden y por eso actúan cada vez con mayor violencia.

Pese a este agresivo uso de la fuerza, incluso con armas de largo alcance, las leyes se mantienen blandas para castigar estos hechos delincuenciales, opinó.

Por ello, planteó la necesidad indispensable de endurecer las leyes y así castigar a los que utilizan un alto grado de violencia para cometer estos delitos.

Consideró, en este sentido, que urge impulsar un proyecto de ley que modifique el artículo 195 del Código Penal para que las sanciones por receptación de vehículos y autopartes robadas sean menos benignas.

“Actualmente, la sanción para este delito es de entre seis y diez años de cárcel, pero en la práctica no se hace efectiva y los que roban no temen reincidir”, comentó nuestra fuente.

MAFIAS IMPORTADORAS. El vocero explicó que las mafias organizadas “abastecen” de autos robados “a pedido” al mercado internacional (Bolivia, Paraguay, Ecuador y Colombia) y también el nacional.

Para este propósito, clonan las unidades: cambian el número del motor y de la placa, por uno que está registrada legalmente.

En otros casos, agregó, son enviados para ser seccionados y venderlos por partes en el mercado negro. Lo más preocupante es que muchas de esas unidades robadas se utilizan para el secuestro y robo.

El representante automotriz refirió que el hurto de vehículo da lugar a la configuración de diversos delitos, pues no solo debe castigar al que sustrae un bien ajeno, sino también al que compra (receptador).

Correo