Empresarios analizan cobrar un adicional al GNC para solventar las conversiones

Los empresarios de la Cámara Argentina del GNC aconsejan implementar la oblea inteligente para poder pagar los tanques de gas una vez que fueron instalados, abonando un adicional al valor del metro cúbico en las bocas de expendio.

Si bien las conversiones de vehículos se vienen incrementando mes a mes, todavía no alcanzan el ritmo esperado por las empresas del sector, teniendo en cuenta que la relación de precios con las naftas es la más grande la historia. Bajo estas condiciones, referentes de la actividad advierten que la falta de financiación para comprar los sistemas de inyección es uno de los motivos que retardan el crecimiento.

 

Según informó a surtidores.com.ar Horacio Magraht, presidente de la Cámara Argentina de Productores de Equipos Completos de Gas y Afines (CAPEC), no hay bancos ni entidades privadas que faciliten las ventas en cuotas. “Solo las tarjetas de crédito”, indicó. Aunque aclaró que las tasas son elevadas. “Los intereses son de hasta un 15 por ciento”, precisó.

 

“Si el Estado brindara préstamos blandos para el sector se duplicarían las conversiones de vehículos a GNC”, señaló Magraht. Pero reconoció que hay un crecimiento de este segmento, por el gran ahorro que genera usar gas.

 

El costo de instalar los sistemas de inyección es de $7000 aproximadamente, variando en cada producto y vehículo. No obstante, Magraht comentó que “en menos de 4 meses se recupera la inversión”. Mientras mayor cantidad de kilómetros recorre un automovilista, más atractivo se torna el gas para ahorrar dinero.

 

Por otra parte, el empresario aseguró que el Ente Nacional Regulador del Gas (ENARGAS) está trabajando para implementar sistemas de registro conocidos como “obleas inteligentes”. “Se están verificando las bases de datos para que no haya vehículos circulando con obleas apócrifas”, menciono.

 

Además, una vez que esté finalizado el proceso, Magraht se entusiasmó con la posibilidad de que la venta de equipos de GNC se pague cuando el auto carga el combustible en la estación de servicio. Al valor del metro cúbico se le agrega un adicional, que el titular de la boca de expendio recauda con la obligación de depositarlo en la cuenta de la empresa que efectivamente vendió el tubo. “Potenciaría las ventas porque se instalaría el sistema sin costo”, mostró su aprobación a la idea, sentenció Magrath.

Tucuman Noticias