En auge mercado negro de autopartes robadas

Las cifras de robo de auto con violencia y robo simple no han disminuido pese a los operativos de las autoridades y se advierte que los delincuentes han diversificado la forma para comercializar los vehículos, instalando incluso “refaccionarias ambulantes”.

Investigadores de la Fiscalía Estatal y agentes preventivos, detectaron durante sus últimas participaciones en el combate al robo de autos al menos cuatro opciones de comercializar los automotores que son sustraídos aquí mediante el robo violento o convencional, de acuerdo a reportes oficiales.

Desde bandas organizadas hasta simples delincuentes de barrio, han aprovechado las diferentes formas de comercialización de autos y autopartes robadas ya sea amparando las unidades con títulos de propiedad apócrifos y ofrecerlas localmente, cruzarlas al sur del Estado, deshuesarlas para su venta como chatarra o hasta la improvisación de “refaccionarías ambulantes”.

La estadística oficial, del conjunto de corporaciones policíacas, habla de lo alarmante que puede representar aquí el robo de vehículos, al recuperar un promedio de 700 al mes con reporte previo de hurto por medio del carjacking o de robo simple.

La observación de las gráficas, respecto al delito en mención, no tienen variantes significativas desde hace un año.

Comerciantes en el ramo de yonques, presuponen que siguen existiendo colegas de éstos sin escrúpulos que continúan comprando vehículos sin verificar o a sabiendas de que son sustraídos de manera ilegal.

Pidiendo reservar su identidad, indicaron que los automotores son comprados al diez por ciento de su valor real por lo que sus ganancias representan hasta el 300 por ciento de su inversión.

Aparte las recicladoras siguen comprando por kilo las unidades que previamente destrozan en partes los interesados arrancando o alterando los números de serie, vendiendo previamente llantas y catalizadores en el mercado negro, citaron las fuentes consultadas.

Este mercado negro de autopartes robadas se nutre principalmente de autos robados por medio del sistema de carjacking porque los ladrones tratan de deshacerse lo más rápidamente de los vehículos.

Las defensas, corazas, micas, espejos, baterías, copas, rines, silvines, tapas de pick-up, etcétera, son ofrecidos abiertamente en tianguis populares y sobre la carretera a Casas Grandes, a la altura del kilómetro 27, se informó.

Las últimas intervenciones de la Fiscalía combatiendo este delito, fueron el 30 de septiembre en la colonia Torres del PRI en donde encontraron 6 autos robados íntegros que habían sido pintados y sus series cambiadas, encontrando ocho títulos falsos y deteniendo al cuidador.

Para el día 6 de los corrientes, ministeriales detuvieron a tres personas en la colonia División del Norte en dos fincas utilizadas para desmantelar 10 automotores hallados allí en ese momento, encontrando 80 llantas de otros autos robados previamente.

Al día siguiente, ministeriales irrumpieron en un deshuesadero de autos en la colonia Hermenegildo Galeana, deteniendo a dos y asegurando tres autos a punto de desmantelar, entre ellos una Caravan robada con violencia un día antes

EL ACECHO

Según los mapas de identificación de la FGE, desde el año pasado se tienen ubicadas las colonias en donde mayormente se realizan los robos de autos con violencia tipo carjacking, siendo estas, la Partido Romero, ubicada al norponiente de la ciudad; Aztecas, al surponiente; Fuentes del Valle, Crucero y Cuernavaca.

Todo un circuito que parte de la avenida Plutarco Elías Calles hacia la Tecnológico, entre la avenida Ejército Nacional y Simona Barba, también está identificado con color rojo fuerte en el indicador de la Fiscalía estatal.

El robo con violencia de autos, les sigue hacia abajo, el Infonavit Casas Grandes y Pradera Dorada, zona pronaf y zona centro, según el mapa.

El robo sin violencia de vehículos, está identificado oficialmente bajo el siguiente orden de importancia: Infonavit Casas Grandes, Los Olmos, Fuentes del Valle, Vista del Sol, el mismo tramo de la Plutarco Elías Calles hacia la Tecnológico por la Ejército Nacional y por último la Colonia Aztecas y el circuito Pronaf. La mayoría de los autos robados son de modelos atrasados o no tan recientes, porque “no hay mercado” para las autopartes de los vehículos más nuevos.

LA RECUPERACIÓN

 Por separado, la Policía Federal, municipal y Fiscalía, trabajan en la recuperación de vehículos con reporte de robo con o sin violencia, y en forma conjunta rescatan al mes un promedio de 700 automotores, sin dar cuenta del número real de robos perpetuados.

En el último reporte de la PF, de abril del año pasado a septiembre del presente, el número de autos robados recuperados haciende a 2 mil 439, mientras que la Policía municipal anunció haber recuperado en un año 1,539 y la Fiscalía estatal informa de un promedio de 500 de éstos por mes de manera separada.

Nortedigital.mx