Sube el robo de motos; Diprove recuperó 400

La cantidad de motocicletas robadas cuadriplica la de coches robados en Bolivia en el primer semestre de esta gestión, según datos de la Dirección de Prevención de Robo de Vehículos (Diprove), en cuyos registros figuran 1.069 motos y 248 autos sustraídos.

El director nacional de Diprove, coronel Jorge Saravia, indicó a La Razón que este incremento se debe a que la motocicleta es más fácil de trasladar a otro lugar para ponerla a la venta y a preciosbajos.

“En este primer semestre hemos registrado más robos de motocicletas. Gracias a los operativos que hacemos, hemos logrado recuperar hasta el momento como 300 a 400 motos y 100 vehículos de cuatro llantas”, añadió el coronel.

Esta tendencia no es nueva, ya que en el mismo período de 2010 Diprove registró un millar de motos hurtadas frente a 926 vehículos de cuatro ruedas, aunque en el semestre pasado se ha acentuado.

Las marcas de motonetas preferidas por los delincuentes son las Yamaha, Honda, Kawasaki e incluso aquellas procedentes de China. El departamento más afectado es el Beni.

El mayor Ronald Revollo, director departamental de Diprove Beni, explicó que el 90% del transporte urbano está compuesto por este tipo de motorizados y que unas 20.000  motos circulan en este departamento.

“La población las utiliza para muchas actividades, para ir al colegio, salir a bailar, ir de compras, realmente para todo, pero cuando se descuidan las roban”. Y la sustracción es facilitada porque no existen parqueos donde se puedan guardar estos vehículos, por eso los propietarios los dejan en las calles y varias veces sin seguros o candados de protección.

Según Diprove Beni, al mes se reportan un promedio de 30 a 35 motocicletas robadas.

Mercado. Una vez consumado el robo, los delincuentes venden las motonetas en provincias como San Borja, Yucumo o San Ignacio de Moxos a un precio mucho menor que una nueva traída por una importadora. Así, el precio de este producto robado en los mercados negros provinciales oscila entre $us 500 y $us 600. “Este precio es tentador para los compradores que son engañados”, añadió el mayor Revollo

Pero no sólo hay un mercado negro de motocicletas, sino de motopartes. Revollo mencionó que en agosto de este año, se detuvo en Trinidad, en el taller de repuestos mecánicos La Solución, a un grupo de delincuentes que desmantelaban las  motos para vender sus partes.

Los antisociales fueron trasladados a la cárcel. Diprove Beni atrapó a otros cinco grupos que se dedicaban al hurto de este tipo de vehículos. “En el último control hemos rescatado 32 motos. A veces estos grupos, además de robar motocicletas, cometen otros delitos”, manifestó Revollo.

Según los datos de Diprove, las vagonetas son los vehículos más robados en el primer semestre del año en curso (126). Hace un mes se capturó a la banda del Gorila, en El Alto, que cambiaba elequipamiento de los autos robados para luego venderlos a un precio menor. Ellos están en proceso.

 

Comunidad Boliviana