Los vehículos robados son abandonados tras atracos

La Policía Judicial del Guayas reporta que la mayoría de los automotores que son reportados como robados posteriormente son utilizados por el hampa para cometer varios delitos, como secuestro exprés, sacapintas y robo de casas.

Redacción Judicial

 

Según los análisis georreferenciales que realiza la Policía Judicial del Guayas -con base en las denuncias y trabajos básicos de inteligencia- los puntos más vulnerables de  Guayaquil en cuanto al robo o  hurto (sustracción sin violencia) de vehículos son  las inmediaciones de la avenida 9 de Octubre, el Suburbio y las ciudadelas  del norte, como La Atarazana, Guayacanes y Los Samanes.

Bernardo Ovalle, director del Observatorio de Seguridad Ciudadana de Guayaquil, indicó que de los 974 vehículos robados (desde el 1 de enero hasta el 31 agosto de 2011), el 46% (448) era nuevo y fue sustraído para cometer otros delitos, como asalto y robo a personas bajo la modalidad de sacapintas, secuestro exprés, plagio, etc.

José Chicaíza, jefe encargado de la Brigada de Automotores de la PJ-G, indicó que una vez  cometido el delito los vehículos son, generalmente, abandonados y  muchos de sus accesorios de valor   removidos, como radios, cerebros (computadora), llantas, etc.

Los Chevrolet Aveo, Corsa, Spark  y Hyundai Accent constan entre los más apetecidos por los hampones,    explicó el oficial, por su velocidad y   el abultado número de unidades que transitan en las calles de la ciudad, lo que hace un poco más difícil su localización.

Solo en los operativos de control realizados el pasado fin de semana, en diferentes sectores de la ciudad, personal policial de Servicio Urbano  recuperó 5 automotores y 2 motocicletas, que fueron  trasladados a los patios de retención vehicular  de la PJ-G.

Entre ellos consta el Chevrolet Spark,   plateado, de placas GSA-1174, que fue encontrado abandonado en el  km 10 ½ de la vía a la Costa cerca de Puerto Azul. Un morador de la zona indicó que el mencionado automotor   había permanecido  en el sitio desde el pasado miércoles.

Asimismo, el Chevrolet Spark, plateado,  de placas GPT-138,  reportado como robado, la madrugada del viernes, también fue hallado en la cooperativa Simón Bolívar, calle Imaconsa, en el sector   la Florida.

El vehículo no tenía la batería y la llanta de emergencia. El dueño Juan Carlos Palacios, en su denuncia presentada en la Fiscalía, afirmó que fue asaltado por una pareja que le había pedido una carrera hasta el sector del Fuerte Huancavilca.

En Samanes 4, el automotor Mazda 323, color vino, placas GHI-956, fue identificado luego de permanecer abandonado 2 días con las puertas abiertas. En la secreta había una copia del SOAT a nombre de Joffre Villarroel Quiroz.

Orlando Jácome, jefe de Operaciones del Comando de Policía, indicó que a través del patrullaje preventivo se detectan los vehículos en actitud sospechosa y que permanecen por mucho tiempo en determinados sectores de la ciudad.

Señaló que la detección también se da por las denuncias ciudadana a la Central de Radio Patrulla-101.
En los delitos de secuestro exprés, uno de los de mayor ocurrencia en la ciudad, Jácome informó que siempre intervienen 2 automotores, siendo uno de ellos, generalmente, sustraído para ese propósito. Vehículo que es abandonado inmediatamente después del delito.

El Telerafo.com.ec