GM, pendiente de una solución que impida el incendio de la batería del Volt

General Motors está pendiente de encontrar una solución que impida el incendio de la batería del Chevrolet Volt, después de que la NHTSA, la agencia estadounidense de seguridad en el transporte, abriera una investigación el pasado mes de noviembre.

Los técnicos de la NHTSA (siglas en inglés de la Administración Nacional de Seguridad Vial) decidieron estudiar los incendios o chispas producidos en tres baterías de las utilizadas en el Chevrolet Volt, incluso semanas después, de las pruebas de choque realizadas en mayo pasado en un centro de ensayos de Wisconsin.

La revista Automotive News señala hoy que General Motors (GM), que en un principio se planteó la posibilidad de rediseñar la batería, con una inversión de varios millones de euros, estudia ahora la posibilidad de que el hipotético problema sea solucionado con una intervención en los concesionarios de Chevrolet.

Una reparación rápida podría ser realizada por los propietarios de este modelo, con un coste que supondría alrededor de los mil dólares, a cargo del fabricante, para el que esta operación tendría un coste total de alrededor de 9 millones de dólares.

Las soluciones propuestas a la NHTSA por el equipo de ingeniería General Motors eliminarían el riesgo de un incendio de la batería posterior al impacto y consistirían en la introducción de circuitos de laminación que protegería mejor el sistema de refrigeración en el caso de un accidente grave.

Según fuentes de General Motors citadas por la revista, la batería es segura en las pruebas de choque y se trata de mejorar su protección tras los accidentes, para lo que está trabajando con la NHTSA para encontrar la mejor solución.

GM ha tranquilizado a los más de 6,000 propietarios del Chevrolet Volt al asegurar que es un coche seguro, que ha superado todas las pruebas necesarias para su salida al mercado y ha obtenido las máximas calificaciones en las pruebas de choque realizadas por organismos independientes.

Se trata, según las explicaciones de General Motors, de mejorar la seguridad después de los accidentes y el problema no está relacionado con algún defecto de las células de la batería, desarrollada por el grupo automovilístico estadounidense y suministradas por la compañía surcoreana LG Chem.

General Motors, que ha llegado a prometer la recompra de los Volt, está ofreciendo, mientras duran las investigaciones de la National Highway Traffic Safety Administration (NHTSA).

Por otra parte, el grupo estadounidense ha evitado referirse al Opel Ampera, un modelo prácticamente idéntico al Volt, hasta que no se tome una decisión en relación al problema del Chevrole investigado por las autoridades de seguridad.

 

© 2011 PortalAutomotriz.com