En 2011 aumentó el robo de autos en todo el país

Las estadísticas de la cámara de aseguradoras (CESVI) señalan que el crecimiento promedio fue del 1%, impulsado por la provincia de Buenos Aires. Además, los hechos cometidos a mano armada subieron un 4%, y el incremento más fuerte se produjo en el sur del conurbano.

El robo de coches sigue creciendo en casi toda la Argentina: en 2011 se registró una suba del 1% en relación a 2010. Y si bien el incremento no parecería ser alarmante, y en la Capital hasta hubo un leve descenso, las cifras indican que en el conurbano se registró un fuerte aumento en este tipo de delito, sobre todo en los distritos del sur del GBA.

A esto hay que sumarle un dato preocupante: el porcentaje de asaltos cometidos a mano armada en todo el país aumentó un 4% durante el año pasado. En 2010 representaban el 27% de los casos, mientras que en 2011 llegó al 31.

Estas cifras corresponden a un informe del Centro de Experimentación y Seguridad Vial (CESVI, la cámara que agrupa a las compañías de seguros), que recién se dará a conocer en detalle la próxima semana. Aunque los números finales confirman una tendencia que ya se venía constatando en los primeros tres trimestres de 2011.

Entre enero y setiembre del año pasado, la sustracción de autos en Capital había bajado un 0,3%: en el norte del conurbano había aumentado un 0,8%, mientras que en la zona sur había sufrido un incremento del 12 por ciento. El total para el país cerró en los primeros nueve meses con una suba del 3,2%, siempre según datos del CESVI publicados por el diario Clarín.

En el Gran Buenos Aires se dio el 55% del total de los hurtos en el país, y este fenómeno no es indivisible de otro tipo de delitos también vinculados al universo automotor, como por ejemplo, el robo de ruedas, llantas y otras autopartes.

Una buena porción del aumento de robos de coches la vienen sufriendo los dueños de vehículos de alta gama. En este segmento el promedio de golpes realizados a mano armada subió al 75% de los casos, ya que es casi imposible llevarse los autos sin tener las llaves.

Esta mecánica es la más riesgosa, y muchas veces termina en derramamientos de sangre. Históricamente, cada vez que aumenta la cantidad de hechos con esta modalidad, suben los homicidios.

AgenciaFe