Innovan ingenieros solución automotriz

Ciudad de México.- Cinco profesores de ingeniería automotriz encargados de diseñar los programas de estudio e investigación en el Tecnológico de Monterrey conformaron una red de investigadores que ya logró concretar 50 proyectos de solución de problemas para la industria automotriz en México.

Se trata del Centro de Investigación en Mecatrónica Automotriz del Tecnológico de Monterrey Campus Toluca, el cual consiguió proyectos de investigación para 10 empresas automotrices por un valor de 28 millones de dólares en 2011.

José Ignacio Huertas, director del Centro, explicó en entrevista que este grupo de ingenieros tiene la finalidad de darle soluciones muy concretas a empresas que no cuentan con un área de ingeniería lo suficientemente sólida para resolver e innovar en sus propias necesidades.

“La industria automotriz no cree en la ingeniería mexicana. Vencer ese reto ha sido lo más difícil para nosotros y hemos tenido proyectos muy exitosos y lo que han hecho es llamar a otros proyectos.

“Nosotros resolvemos problemas, capacitamos ingenieros y ellos van a las empresas a apoyarlas”, afirmó Huertas.

Entre los proyectos que destacan para el sector automotriz está el diseño de cigüeñales, junto a la empresa Masimex, la cual lleva 20 años como proveedor de las armadoras en el País y necesitaba ayuda para adaptarse a las nuevas tecnologías automotrices de menor consumo de combustible.

Otro proyecto es la creación de un auto de hidrógeno, que fue realizado en conjunto con el Instituto de Investigaciones Eléctricas de San Luis Potosí, el cual aportó la tecnología de conversión de hidrógeno en energía eléctrica.

El auto funciona como taxi para distancias cortas, y tiene la posibilidad de que si más personas se dirigen al mismo sitio, se puede encadenar con otros vehículos como si fuera un pequeño tren.

“Este proyecto lo estamos desarrollando con algunas empresas en Guadalajara.

“El concepto no es novedoso, sin embargo, la tecnología no estaba lista para que se pudiera dar”, explicó Huertas.

Con General Motors, la red tiene un plan de intercambio de desarrollo en ingeniería para diferentes componentes.

También está colaborando con universidades en Estados Unidos y Europa para el desarrollo de otros proyectos, como bicicletas eléctricas.

El director del Centro comentó que la industria automotriz mexicana se caracteriza por ser maquiladora, no por hacer diseño y participar en desarrollos tecnológicos, pero pronto será un segmento importante para todas las compañías.

“Lo que estamos haciendo es impulsar el desarrollo del centro de ingeniería en cada una de las empresas con las que trabajamos”, agregó Huertas.

Terra.mx