Aumenta la preocupación por el robo de ruedas en la zona

A las trabas en las importaciones que dificultan la llegada de insumos para el automotor. Los delincuentes prefieren neumáticos importados y de alta gama. Alta preocupación.

El robo de ruedas de autos aumenta la preocupación en toda la zona. En las gomerías señalaron que las ruedas más robadas son las del Peugeot 307 y las del Volkswagen Bora, seguidas por las del Citroën C4, el Citroën C3 y el Honda Fit. El hecho de que sean el blanco más habitual las hace también las más difíciles de conseguir nuevas para su reposición.

Fuentes policiales reconocieron que se nota en la calle un aumento de estos robos y admitieron que son fáciles de cometer y tienen alta rentabilidad (una rueda armada de Mercedes Benz puede costar hasta 9.000 pesos). Pero aclararon que las aseguradoras no les piden denuncia policial a sus clientes.
La falta de ruedas en las gomerías hizo también que aumentaran los precios en el mercado negro.

Facilidad:

Es que el mundo del delito también se actualiza a los tiempos que estamos viviendo, y hoy es cada vez más “rentable” robar cubiertas y llantas de autos, ya que producto de los engorrosos trámites que se debe hacer para el ingreso de autopartes el mercado negro está a la orden del día. Y más, si de autos importados hablamos. Un robo que, además, es fácil de perpetuar porque no se necesitan más de cuatro minutos, y un par de cómplices para concretarlo. Tampoco requiere de armas. Una llave cruz y un gato hidráulico bastan.

Precios:

“Trabaron la importación supuestamente con la idea de que surjan empresas que empiecen a fabricar repuestos en el país. Pero lo único que lograron es que aumenten los precios de los productos importados, como las llantas y las gomas, y por ende crearon un mercado negro brutal que hace que haya más robos”, explicó un importador.

De acuerdo a un integrante de la Policía, “los ladrones trabajan con tres hombres porque es algo rápido y sencillo, En menos de tres minutos, va uno de ellos (por lo general, menor de edad) y saca las tuercas. Luego pasan otros dos, pero mayores, y se llevan las ruedas”.

“Las piezas importadas de los coches (entre ellos, las gomas y llantas) entraban al país automáticamente sin problema y el valor era siempre el mismo. Pero hace un año se trabaron las importaciones y desde entonces el trámite es más engorroso. Ahora, la entrega de un accesorio puede llegar a tardar hasta un año”, explicaron importadores que consultó un matutino nacional.

El Debate.com.ar