Tres muertos en un fatal choque frontal al sur de Reconquista

Chocaron dos automóviles y un camión de gran porte. Una mujer fue rescatada de entre los hierros retorcidos y salvó su vida de milagro. Investigan si el conductor que desencadenó la tragedia había bebido.

Un accidente que costó la vida a tres personas se produjo cerca de las 21 del domingo en el kilómetro 782 de la ruta nacional 11, justo en la curva que dibuja en su paso frente a la Tercera Brigada Aérea de Reconquista.

De acuerdo a los primeros datos, un Polo dominio viajaba desde la ciudad de Vera hacia el norte conducido por Daniel Benjamín Fluck de 55 años. En la parte de atrás iba de acompañante Rafael Alcides Sánchez, de la misma edad que el conductor, los dos de Las Toscas. Ambos perecieron en forma instantánea debido al impacto frontal con un Honda City que marchaba en sentido contrario, hacia el sur, que deformó drásticamente los chasis de sendos autos.

En el asiento delantero derecho iba sentada Sirley Beatriz Turousky, de 65 años, esposa de Fluck. La mujer fue rescatada con vida del aquelarre de hierros doblados del Polo por personal de bomberos de Reconquista y trasladada de urgencia al hospital de esta ciudad con lesiones en la zona torácica, pectoral y en el rostro, donde a pesar de las heridas se mantenía estable.

En el Honda City O KM, el remisero reconquistense Héctor Horacio Contarde, de la empresa Cordial, no tuvo tiempo de esquivar el Polo que se le vino encima de frente cuando intentaba sobrepasar a un camión Scania que se dirigía con rumbo a Chaco. Murió en el acto aunque llevaba puesto el cinturón de seguridad y se activaron los airbags.

A bordo del trasporte pesado con patente circulaba un camionero chaqueño que no sufrió lesiones pero que ofreció el testimonio directo de la causa de la tragedia. Según su versión, quien comandaba el Polo aventuró la maniobra de pasar al Scania en plena curva y cuando su chofer se percató del Honda City que venía en sentido contrario por el carril opuesto, fue demasiado tarde.

Los dos vehículos se impactaron de frente. Mientras, el Honda City derrapó hacia la banquina, el Polo rebotó en la carrocería del Scania

Agentes de Seguridad Vial que trabajaban en el lugar dejaron trascender que Daniel Fluck, quien habría originado la tragedia, había pasado el día en el hipódromo verense La Ilusión. Aficionado al turf, poseía un media sangre que al parecer corrió con éxito en la reunión dominguera de la recta de Vera.

Se sospecha que pudo haber estado bebiendo para festejar el triunfo de su alazán, una circunstancia que habría mermado sus reflejos y su capacidad de manejo y cálculo del peligro. Durante la jornada de hoy se practicarán los análisis de alcoholemia que serán claves para determinar en qué estado manejaba.

Desde el mismo momento del accidente – que dejó tres muertos como luctuoso saldo -, y hasta las 0:30 de la madrugada del lunes, la ruta permaneció cortada. Las fuerzas de seguridad montaron un amplio operativo desde 200 metros al norte del epicentro y hasta la intersección de la rutas 11 y 1, al sur del peaje, donde los vehículos eran desviados.

El Litoral.com