Ola de asaltos: alertan sobre bandas que se movilizan en vehículos de alta gama

Lo subraya la Policía a los vecinos en las reuniones por los robos. Los ladrones que atacan a familias usan estos coches ya que no generan sospechas y son ágiles y rápidos para huir del CAP.

Carlos volvió a su hogar, de madrugada, tras un asado con amigos. Llegó con el auto hasta la puerta de su casa y se detuvo unos instantes. Sabía que guardar el coche era algo riesgoso. La cuadra estaba prácticamente desierta. Guardó el auto en el garaje y no se preocupó cuando vio que, a unos 50 metros, arrancaba un VW Bora gris con vidrios polarizados. “Debe ser el novio de la chica que vive ahí”, alcanzó a pensar Carlos, justo cuando el Bora lo encandiló y se detuvo. Bajaron tres hombres armados que lo metieron a su domicilio. Un cuarto se quedó de “campana” en el auto.

El asalto, ocurrido semanas atrás en el Cerro de las Rosas, en la ciudad de Córdoba, se extendió por más de una hora. Tras saquear el inmueble, los delincuentes huyeron en el mismo Bora que había sido robado horas antes a otra familia.

Existe preocupación en la Policía por los golpes domiciliarios cometidos por bandas de delincuentes que, para no despertar sospechas en el vecindario, se movilizan en autos y camionetas 4×4 de alto costo y robados previamente.

No hay una zona exclusiva. Los casos se dan en cualquier barrio de la Capital y Gran Córdoba. Las razones de esa preferencia tienen, si se quiere, su lógica: pocos sospechan de un vehículo lujoso, y por otro lado, son coches ágiles y veloces.

Tal es la inquietud ante esta seguidilla de casos que los oficiales del área de Coordinación Comunitaria, durante las periódicas reuniones que tienen con vecinos de la ciudad para buscar soluciones a la ola de robos, recomiendan a los frentistas que presten atención a los autos nuevos, con vidrios polarizados, más que a los coches viejos.

Sabido es que los momentos más usados por los delincuentes para asaltar a familias son dos: cuando las víctimas salen a la mañana a trabajar o cuando vuelven tarde de noche.

Las bandas andan al voleo, dando vueltas por las calles, en autos nuevos y con vidrios oscuros para que no se vea quién va dentro. Para peor, son contadas las veces que la Policía controla a estos rodados.

“La Policía nos dijo que, si bien tengamos cuidado de los tipos que andan en motos, prestemos mucha atención a los autos caros y lujosos extraños en la cuadra”, comentó Mauricio Luna, vecino de Argüello. “Nos recomendaron que cuando veamos un auto costoso y sospe­choso, nos guardemos en casa o sigamos de largo, mientras llamamos al 101”, añadió. “Explicaron que hay muchos de esos casos en los barrios”, agregó Sonia Rivadera, otra vecina.

Viejitos fuera de moda. “Los delincuentes usan esos vehículos para pasar desaper­cibidos en las calles. Saben que nadie va a sospechar de ellos. Además, son autos ágiles, veloces, aptos para picar en caso de una persecución”, comentó una alta fuente policial.

Dicho a las claras. Según la Policía, si años atrás rodados como los VW Gol y los Fiat (Uno, Siena y Duna, sí, los Duna) eran los más preferidos por los delincuentes ya que pasaban inadvertidos entre tantos que andan por las calles; hoy, coches como los VW Bora, Vento, Seat, Ford Focus, Citroën C3 y C4, Peugeot 307, los nuevos modelos de Renault y distintas 4×4 como las Hilux o las Amarok, son los más preferidos por asaltantes.

Seguidilla de casos. Días atrás, un Volkswagen 0 km (chapa que empezaba con K) fue robado a su dueño cuando volvía de noche y terminó acribillado por los policías tras una persecución con intercambio de disparos en la zona sur de la ciudad. El dueño está pugnando por ver qué le va a cubrir la póliza del seguro.

Otro caso: delincuentes asaltaron a una familia en barrio Crisol, en la Capital. La banda se movía en un Ford Focus robado días antes. En una persecución policial, el auto terminó destrozado tras incrustarse contra un poste en Sabattini.

Otro que quedó muy dañado fue un Peugeot 307 negro que, hace poco, había sido sustraído a una familia en Carlos Paz.

La banda fue localizada en Argüello, en la Capital, pero los delincuentes lograron escapar y se metieron a un complejo privado de la Recta Martinolli. Allí, tomaron de rehenes a tres niños y a una empleada doméstica y escaparon en el Honda Fit de la familia. Pasaron inadvertidos ante el guardia de seguridad y lograron escabullirse del cerco policial. Al final, liberaron a las víctimas ilesas y abandonaron el auto. La banda nunca fue localizada.

Hay bajo investigación asaltos cometidos por delincuentes que se han hecho pasar como policías, con atuendos similares al de los efectivos, y que andan en autos costosos. No está claro si son robados o si bien pertenecen a algunos de ellos.

“Antes existía el prejuicio, muchas veces con razón, de que los choros andaban en autos viejos de Fiat, Peugeot y Renault. Eso no va más. Los cacos no son giles, andan en buenos autos. No se van a jugar a que el coche les falle y caigan en cana. Muchas veces, son coches más poderosos que los de la Policía”, reconoció un investigador.

En Villa Belgrano, pocos olvidan a esa banda que andaba en un Peugeot 306 flamante y robado y que protagonizó, tiempo atrás, una espectacular fuga de la Policía. Al final, el conductor del auto, tras chocar contra el coche de una familia, terminó muerto a balazos.

Recomendación. En las charlas informativas de Coordinación Comunitaria, así como se alerta sobre los cuidados a tener cuidado con estos vehículos, se insiste con la necesidad de que los vecinos se unan, intercambien números telefónicos y sepan que autos tienen unos y otros.

Si no puede pasar lo que sucedió tiempo atrás en Alta Córdoba cuando, alertados por un llamado al 101, varios móviles del CAP cercaron un auto de alta gama estacionado frente a una casa. Era el novio de la chica que allí reside.

En aumento

Sustracción. El robo de autos y camionetas es un fenómeno delictivo que sigue en aumento en el país. En 2011, este flagelo aumentó el 1,1 por ciento respecto a 2010 en el país, según informes del Centro de Experimentación y Seguridad Vial (Cesvi). En Córdoba, el robo de autos aumentó un 3,8 % en 2011, según Cesvi. Extraoficialmente, la Policía niega un aumento y sostiene que “se siguen robando 10 coches por día, promedio”.

Los más buscados. El VW Gol, el Fiat Duna, el Uno y el Corsa son los autos más robados, principalmente de los estacionados en las calles. Los autos “premium”, son sustraídos en asaltos domiciliarios y concesionarias.

La Voz