En 2011 se cuadriplicó el robo de llantas y neumáticos

El robo de llantas y neumáticos de vehículos de alta gama se transformó el año pasado en una modalidad delictiva expresada en más de un caso por día si se tienen en cuenta las 646 denuncias consignadas tanto en Capital, Conurbano e interior del país por fuentes policiales, compañías aseguradoras y organizaciones vecinales que consideran que desde que comenzaron a aplicarse las trabas a la importación de autopartes, este delito vio cuadriplicar el número de hechos
Una radiografía de la situación señala que el barrio de Belgrano, en la Capital Federal, la localidad de Vicente López, en el Gran Buenos Aires, y las ciudades de Formosa y Posadas, en el interior, son los puntos geográficos que concentraron durante 2011 la mayor cantidad de robos de este tipo.
La ONG vecinalista Defendamos Buenos Aires compiló esos casos que a criterio de su titular, Javier Miglino, tienen otro condimento: los hechos que formaban parte de la casuística delictiva con un bajo volumen histórico, aumentaron casi cuatro veces desde que empezaron a regir en marzo del año pasado las restricciones a la importación que alcanzaron a los autos lujosos.
Miglino citó a DIARIO POPULAR lo que ocurrió en Lomas de Zamora, donde de no registrarse denuncias por estos robos “el año pasado apuntamos 12”, aunque es en la otra punta del GBA, en Vicente López, donde se anotaron la mayor cantidad de hechos en el 2011 con un total de 60. Apenas diez menos tuvieron lugar en San Isidro.
En el Oeste del conurbano Morón sumó 20 casos y 15 Ramos Mejía, en tanto que en la línea del sur desde Quilmes fueron reportados 14 y 8 de Avellaneda. “En la Capital -señaló Miglino- en Belgrano fueron denunciados 112 robos de llantas y neumáticos, 89 en Palermo y tanto Núñez como Recoleta se repartieron 60”.
Los datos recibidos del interior por la ONG porteña cuentan que en las capitales de Formosa y Misiones el año pasado fueron denunciados 40 hechos de este tipo, 36 en la de Corrientes y 30 en resistencia, Chaco.
Para Miglino, las presas predilectas de estos robos que abastecen el mercado negro de las autopartes son los Audi en toda su línea, el Mini Cooper y el Volkswagen Bora, aunque también se anotan los Citroen C3 y C4, el Honda Fit . En el rubro camionetas, las más “buscadas” son la Hyundai y la Kía en su caso, señaló el dirigente vecinal, calzan neumáticos japoneses Kumo que no son muy caros sino que no se los consigue.

Delito sobre ruedas
Pero hay más. Según Miglino el valor promedio de cada llanta robada es de unos 1.800 pesos y el de la cubierta, 1.300, lo que hace que el juego ronde los 3.100 pesos que se duplica o cuadriplica si el golpe implica birlarle al vehículo dos o cuatro ruedas. “En todo caso, los 646 hechos denunciados en el 2011 significan un daño económico global de 2 millones de pesos”, apuntó.
Un detalle que también apuntó Miglino es lo que ocurre en torno a los sitios de subastas por internet. “Ayer en una de esas páginas había 3.954 ofertas de llantas y 8.316 de cubiertas. Me permito sospechar que en ese volumen, algunas pueden ser robadas”, disparó.
En otro orden hizo referencia a otro destino de los productos robados. “Tenemos información que muchas de las llantas y neumáticos van a parar a Encarnación, Paraguay, y Yacuiba, uno de los puntos limítrofes con Bolivia, donde la reventa de esas autopartes es al 30 por ciento del valor real, es decir -detalló- a mil pesos aproximadamente el juego”.
Otra forma de negociar por izquierda es combinar con ofertas del exterior: esto es trocar las ruedas robadas por tecnología que “en forma de Ipod e Iphones que después se comercializan en `cuevas` como las que puede haber en la calle Florida”.

DiarioPopular