Ford coloca nuevas ‘apps’ en el asiento del conductor

La automotriz presentó B-Max, un vehículo cargado con aplicaciones móviles, en el Congreso Mundial de Móviles en Barcelona

BARCELONA, España (CNN) — Tras revolucionar los teléfonos inteligentes, las aplicaciones móviles llegaron al asiento del conductor en la industria automotriz, a medida que los fabricantes entregan un mayor control de sus vehículos a la tecnología.

Señales de la creciente preponderancia de las aplicaciones llegaron esta semana con la decisión de Ford de lanzar su nuevo auto compacto B-Max en el Congreso Mundial de Móviles —una reunión de la industria de la telefonía en Barcelona— en lugar de en un espectáculo de automovilismo.

Bill Ford, presidente para Estados Unidos del gigante automotriz, dijo a CNN que su empresa eligió el congreso para presentar su automóvil cargado de tecnología, para declarar su intención de trabajar con los desarrolladores de aplicaciones en la creación de los vehículos del futuro.

El B-Max es el primer auto en Europa que cuenta con SYNC, un sistema de reconocimiento de voz desarrollado por Ford que ya está disponible en algunos automóviles en Estados Unidos. El sistema vincula sistemas de audio, teléfono y GPS, y también llama a los servicios de emergencia en caso de un accidente.

La creciente dependencia de los vehículos hacia las computadoras haprovocado preocupaciones de que los fabricantes estén intercambiando tecnología por seguridad, exponiendo a los conductores a distracciones peligrosas y hackers maliciosos.

Sin embargo, Ford, bisnieto de Henry Ford, insistió en que SYNC “permitirá a los conductores mantener sus ojos en la carretera y las manos en el volante”, y dijo que su empresa estaba trabajando con los desarrolladores de aplicaciones para mejorar aún más la seguridad.

“Hoy en día, a menudo, los conductores están mirando hacia abajo y sabemos que están jugando con su teléfono celular, están enviando mensajes de texto, y queremos detener todo eso”, dijo a CNN.

“Queremos que estén mirando el camino con sus manos en el volante, y nuestra tecnología les permite hacer eso, sabiendo que también quieren estar conectados”.

Ford dijo que su línea actual de autos de alta tecnología puede utilizar computación en nube externa para ampliar sus capacidades, realizar tareas como dirigir a los conductores a las cafeterías más cercanas, revisar su salud y mantener un registro diario.

Admitió que esto plantea la posibilidad de posibles irrupciones de seguridad que podrían colocar datos personales valiosos en manos de criminales, pero dijo que la tecnología está siendo implementada actualmente en una base de autorización o rechazo de permiso.

La firma automotriz indicó que el B-Max eventualmente ejecutará su sistema AppLink, que añadirá el control de las aplicaciones desmartphones a comandos operados por voz. Entre las aplicaciones disponibles en la actualidad se encuentran los programas que leen en voz alta actualizaciones de Twitter y eligen estaciones de radio.

Más funciones se agregarán a medida que Ford se alía con los desarrolladores de aplicaciones, indicó la empresa en un comunicado.

“Ford busca ofrecer compatibilidad de control de voz con aplicaciones para una amplia gama de servicios, y ahora está activamente buscando asociaciones con desarrolladores de aplicaciones para oportunidades futuras”, dijo en un comunicado.

Ford espera que B-Max, que saldrá a la venta en Europa más adelante este año, ayudará a expandir sus actuales cuatro millones de usuarios estadounidenses de SYNC a 13 millones de usuarios en todo el mundo para 2015. Indica que el auto debería atraer a conductores para quienes antes era imposible costear el mercado de alta tecnología.

“El nuevo B-MAX será un agente de cambio en el segmento de autos compactos familiares en Europa. Ningún otro vehículo de su clase ofrece una combinación tan atractiva de estilo, versatilidad y tecnología”, dijo el presidente ejecutivo de Ford Europa, Stephen Odell, en un comunicado.

“Creemos que será uno de los autos pequeños más avanzados tecnológicamente que se puedan comprar a cualquier precio”.

Barry Neild contribuyó con este articulo desde Londres.

CNNMexico