Casi 11.700 vehículos por mes instalaron GNC durante 2011

El año pasado, en todo el territorio nacional, unos 140.000 rodados se pasaron a gas. Según fabricantes, aunque las trabas a la importación no los afectan por completo, medidas “espejo” de otros países sí los golpearían

MITIN. En Capega (Suipacha 726) se reunieron empresarios de Córdoba, Mendoza, Salta, Santiago del Estero, Rosario, Buenos Aires y Tucumán. LA GACETA / FOTO DE ENRIQUE GALINDEZ

MITIN. En Capega (Suipacha 726) se reunieron empresarios de Córdoba, Mendoza, Salta, Santiago del Estero, Rosario, Buenos Aires y Tucumán. LA GACETA / FOTO DE ENRIQUE GALINDEZ

Los problemas de abastecimiento de combustibles, en especial, motivaron que mucha gente adapte sus vehículos para que funcionen con gas natural comprimido (GNC). Esto disparó la comercialización de estos equipos, sobre todo durante 2011, cuando se notó con fuerza la carencia de naftas y gasoil.

Según Hugo Cellerino -miembro de la Cámara de Comerciantes de Derivados del Petróleo, Gas y Afines (Capega) de Tucumán-, en el año pasado unos 140.000 vehículos fueron transformados para que funcionen a GNC. “Esto implica un promedio de cerca de 11.700 por mes, en todo el territorio nacional”, explicó. Agregó que el número implica un incremento de alrededor del 20%, respecto de 2010. Añadió que hoy no sólo se busca el GNC por economía, ya que se están adaptando autos de alta gama: “se instalan equipos provistos de computadoras para mejorar el funcionamiento; ni se siente la diferencia de potencia”.

Cellerino ofició de anfitrión de la reunión mensual de la Cámara Argentina de Productores de Equipos Completos -de GNC- (Capec). Según precisó, el organismo se planteó federalizar sus reuniones ordinarias. A raíz de ello, Tucumán recibió por primera vez a fabricantes oriundos de Córdoba, Salta, Santiago del Estero, Rosario, Buenos Aires, Mendoza y de nuestra provincia.

El temario abarcó cuestiones referidas al funcionamiento interno de Capec -la incorporación de nuevos socios- y vinculadas a la normativa que rige la actividad -una resolución que, a criterio de los productores, debería ejecutar el Enargas-. Según indicó Cellerino, la puesta en marcha de esta reglamentación dará transparencia a la compra-venta del equipamiento. “Se podrá hacer un seguimiento de los componentes del equipo: una numeración permitirá monitorear el cilindro desde que se lo fabrica hasta que se lo instala en el vehículo. Ya se hizo con las válvulas de los cilindros, pero todavía no con este”, puntualizó.

Impacto de una medida

Si bien aclaró que el punto no estaba en el temario, Cellerino respondió la consulta de LA GACETA referida a cómo impactó en su actividad la trabas a las importaciones, ejecutada por la Nación: “nos afecta en la parte electrónica, que se importa de Italia”. Contó que tanto el cilindro como los reguladores son de fabricación nacional, de muy buena calidad.

No obstante, admitió que podrían verse afectados si países vecinos ejecutan, a modo de protesta, medidas similares contra los productos argentinos, ya que los productores de equipos de GNC exportan a Bolivia y a Brasil, en especial. Algunos países ya amenazaron con aplicar medidas espejo contra la Argentina: “si se corta la exportación, varios fabricantes tendrán que reducir su producción; y esa situación generará problemas en la actividad”.

LA GACETA