Desbarataron banda de usurpadores y falsificadores

Bajo la investigación del fiscal Rodolfo Moure, se realizaron ayer 6 allanamientos donde se pudo encontrar a una banda que se dedicaba a la usurpación y posterior venta de viviendas junto con otros delitos de falsificación. “No eran improvisados”, informó el encargado del operativo. Encontraron papel moneda y títulos del automotor originales y en blanco.

El Fiscal Rodolfo Moure llevó a cabo la investigación

Se desbarató ayer en la ciudad de Mar del Plata una banda que se dedicaba a la usurpación de viviendas y posterior venta con documentación apócrifa, además de otras estafas. En los allanamientos realizados se encontraron dos detalles muy llamativos: títulos de propiedad automotor en blanco y papel moneda original listo para ser impreso.
La investigación la llevó adelante el fiscal Rodolfo Moure, y esta mañana, en declaraciones al programa radial marplatense “Noticias & Protagonistas”, puntualizó: “terminamos ayer 6 allanamientos en Mar del Plata. El resultado fue muy satisfactorio, nos hemos llevado una gran sorpresa al encontrar todo tipo de irregularidades en los domicilios. Se trata de una asociación ilícita compuesta por no menos de 5 personas que se dedicaban a hacer todo tipo de falsificación como título del automotor, actuaciones notariales, sellos, planchetas de rentas y de sellado, hasta tenían papel original para hacer moneda falsa. Se dedicaban, por sobre todas las cosas, a usurpar viviendas y venderlas con cesión de derechos certificadas por escribanos públicos”.
Este grupo de personas estaba integrado por adultos que en algunos casos superaban los 50 años y al respecto, el fiscal afirmó: “la banda que se desarticuló era importante, tenían computadoras preparadas para las falsificaciones y en su accionar hacían un gran perjuicio para la comunidad. Son todas personas de Mar del Plata, hay dos mujeres y 4 hombres, personas de clase media que en muchos casos son gestores y el resto se dedican a esto. Son personas cultas y con una logística importante”.
Lejos de cerrar la investigación, lo realizado ayer se trata de un primer paso en búsqueda de la cadena delictiva que les permitía llevar adelante estos delitos. “A raíz de los hallazgos empezaremos a localizar víctimas, aunque en estos casos las víctimas deben ser tomadas entre comillas porque son personas que generalmente consienten operaciones irregulares con tal de hacerse de una propiedad”. También adelantó: “esto recién empieza porque, de acuerdo a la documentación que encontramos, nos da una pauta para investigar conexiones con escribanías y abogados tal vez locales”.
Por otro lado, aseguró que no es una asociación ilícita reciente ya que “esta operatoria se ha prolongado durante años y han hecho mucho dinero. Es importante desbaratar este tipo de organizaciones porque son los que están detrás de las usurpaciones. Esta gente se dedicaba también a blanquear autos robados volviéndolos al mercado otra vez con documentación original, ayer hemos encontrado títulos del automotor originales en blanco, algo muy sospechoso porque esta documentación está en poder de los registros”. La forma de conseguir algo tan difícil de falsificar sería mediante el robo de camiones del correo en los cuales se transporta la documentación. En cuanto al papel moneda el panorama es más difuso: “vamos a determinar de dónde procede, pero al no estar numerados nos dificulta llegar a su origen”.
Moure agregó además, que este grupo “se dedica a cualquier tipo de irregularidades y delito, tienen una logística muy importante con programas especiales en la computadora, no es gente improvisada o los clásicos estafadores que vemos. Son personas a los cuales otros estafadores les encargan trabajos para blanquear algunas irregularidades”.
A pesar de tener su jurisdicción en Miramar, explicó de qué manera esta investigación tiene su resolución en nuestra ciudad. “Es una investigación que hicimos desde Miramar. Hace 8 meses atrás encontramos en Mar del Plata 5 autos robados sin dueño, no pudimos llevarnos a nadie detenido porque estaban en un galpón. Profundizamos la investigación y nos dimos cuenta que estábamos ante una organización delictiva bastante importante. Intervenimos teléfonos y llegamos a esto. Muchas veces me pasa de terminar en Mar del Plata por delitos que suceden en Miramar”, concluyó.

el Recado