Un mercado punto com de autopartes robadas

Una banda que vendía por Internet autopartes de autos robados en la Capital Federal y el Gran Buenos Aires fue desbaratada tras seis meses de investigación y veinte allanamientos simultáneos en las localidades de Arrecifes, San Isidro y Capitán Sarmiento. El operativo, bautizado “Autopartes.com”, fue realizado por la Policía Bonaerense en conjunto con Gendarmería Nacional, cuyos efectivos detuvieron a trece personas y secuestraron 300 autos cortados y 20 mil autopartes de origen ilícito.

“Una de las preocupaciones del Ministerio de Seguridad de la Nación siempre ha sido el robo y hurto automotor, porque es un delito bastante generalizado, y en los últimos tiempos han aumentado las dosis de violencia y el riesgo de las personas que eran robadas. En algunos casos terminó con la muerte del propietario que se pretendía robar”, dijo la ministra Nilda Garré.

En tanto, el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, y el ministro de Seguridad bonaerense, Ricardo Casal, viajaron al principal desarmadero allanado, en Capitán Sarmiento, para supervisar el resultado de los operativos. Es que en esa ciudad del norte bonaerense ubicada a 145 kilómetros de Capital Federal se descubrieron tres grandes desarmaderos a cielo abierto, donde se desguazaban los autos que venían robados de la ciudad de Buenos Aires y el conurbano.

“Uno de los desarmaderos funcionaba en una casa quinta y otro en una fábrica abandonada, todo a la vera de la Ruta 8. Es más, cuando llegamos estaban cortando uno de los vehículos”, explicó el jefe de Investigaciones de la Policía Bonaerense, comisario general Jorge Omar Nasrala.

La investigación se inició con una denuncia de la Dirección General de Fiscalización de Desarmaderos y Autopartes del Ministerio de Seguridad de la Nación, que recayó en la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 8 de San Martín, a cargo de la fiscal Mónica Rodríguez y el Juzgado de Garantías 4. Esa dependencia descubrió en un sitio de ventas de Internet a una persona que comercializaba autopartes y subió fotos donde se veían tres patentes de autos con pedido de secuestro. “Esta banda delictiva había pasado a acopiar autopartes ilegales de los talleres en campos a cielo abierto para evitar la fiscalización de las fuerzas policiales, al tiempo que la comercialización la realizaban a través de populares sitios de compraventa en Internet”, señaló Garré.

La fiscalía de San Martín puso a trabajar a los detectives de la Dirección de Prevención de Delitos contra la Propiedad Automotor de la Policía Bonaerense, que tras seis meses de tareas de inteligencia y escuchas telefónicas pudieron identificar el modus operandi de la banda e identificar a varios de sus integrantes.

“Los autos venían robados de Capital Federal o localidades del Gran Buenos Aires. Son de mediana y alta gama. Los traían a Capitán Sarmiento, donde los cortaban y les borraban los números identificatorios de chasis o motor”, explicó Nasrala. El jefe policial comentó que “el último paso consistía en vender las partes de esos autos robados a través de Internet”. Nasrala precisó que de los veinte allanamientos, once fueron en Capitán Sarmiento, siete en Arrecifes y dos en San Isidro, donde viven las dos personas que publicaban las autopartes en distintos sitios de ventas y subastas por Internet.

Pagina 12