Arrestan dominicanos por robo y contrabando internacional de vehículos lujosos

Los criollos eran parte de una banda que robaba los carros y los enviaba a África

NUEVA YORK._ Varios dominicanos que formaban parte de una poderosa banda que robaba carros de lujo y los enviaba a Ghana, Senegal y Nigeria en Africa desde donde eran transportados nuevamente a Estados Unidos y otros países, cayeron en la Operación EZ Steal, montada por la Procuraduría General del Estado y otras agencias de la ley, entre estas el Departamento de Policía (NYPD). La banda logró acumular $1 millón de dólares por las ventas de los automóviles.

Un comunicado del procurador Erick Schneiderman, detalla que 14 sospechosos fueron detenidos en relación a los robos de los vehículos, entre los que se encuentra de las marcas Toyota, Venzas, Highlander, Sequoias y Lexus, todos deportivos, así como Acura y otros modelos reconocidos.

Los arrestados son Eddie Ledesma (a) Carlos Sánchez y Mike, Daisy Díaz, Rony Ramos, Alfranci Reyes, Junior Aybar, Gustavo Valerio, Carlos López, Franklin Rodríguez, Máximo Méndez, Isaac Akuokoh, Fofana Makan y Avery Springette, quienes operaban la banda desde Brooklyn.

Están acusados de un delito criminal por corrupción empresarial y conspiración para corrupción empresarial, delito mayor clase B. Los sospechosos cayeron en una serie de redadas ejecutadas por oficiales de la División de Delitos Criminales de la procuraduría estatal de Nueva York, el NYPD y el Buró de Crímenes Automovilísticos y el Crimen Organizado de la uniformada local en varias direcciones de Brooklyn.

El comunicado explica que además la banda, vendía los vehículos en Chicago. Las autoridades dijeron que entre 12 sujetos que cayeron en la operación, hay un corredor internacional, un agente local, quienes ejecutaban los robos, un especialista en documentos falsificados, un cerrajero, especialistas en códigos de llaves de autos y un empleado de un concesionario Toyota de La Florida.

El último, proporcionaba secretamente los códigos de las llaves de los vehículos robados. Otros dos sospechosos fueron acusados separadamente de los integrantes de la banda, por su participación como cómplices de los hurtos.

El procurador estatal dijo que la banda utilizaba las calles de Nueva York como un gran “salón” de exhibición de los vehículos que se robaba y añadió que la cooperación entre su oficina y el NYPD, logró que las autoridades llegaran hasta los responsables.

El comisionado de la policía, Raymond Kelly, señaló que el excelente trabajo realizado por los agentes en este caso, es una de las razones de por qué el robo de vehículos sigue en picada en Nueva York.  Reveló que hasta 1990 hubo 147.000 carros robados, mientras que en el 2011, esa cifra cayó a 9.334 o el 95% en 20 años.

Los acusados enfrentarían hasta 25 años en la cárcel sin son declarados culpables. Los vehículos robados se almacenaban en Queens y El Bronx en contenedores que eran enviados a Africa desde puertos en New Jersey y Maryland y la banda proporcionaba números de placas falsos a las compañías navieras. Los vehículos que no fueron enviados a Africa, se vendieron en Chicago.

Akoukoh fungió como el intermediario internacional y el principal exportador, Fofana preparaba los carros antes de ser enviados. Ledesma y Margarita Díaz, eran los supuestos líderes de las cuadrillas que se robaba los autos de la que formaban parte Reyes, Méndez, Rodríguez y Springette.

Valerio creaba los títulos y las chapas falsas, mientras Rodríguez y Ledesma bregaban con los códigos de las llaves que proporcionaban al cerrajero Roman Dashevsky, quien las entregaba a Joseph Tavares, quien conducía los autos hasta Chicago.

El nuevo Diario