Accidentes de tránsito: “Los números son atroces”

El director del hospital José María Cullen se refirió a la cantidad de ingresos por accidentes de tránsito que registra el nosocomio. Aseguró que en cuanto a siniestros protagonizados por motociclistas “nunca tuvimos bajas”.

En la mañana de hoy el director del hospital José María Cullen se manifestó en torno a dos cuestiones que hacen a la salud pública. Por un lado hizo referencia al número de ingresos al nosocomio que se registra por accidentes viales y por otro, a la ley de muerte digna que fue aprobada por el Congreso de la Nación y publicada en el Boletín Oficial.Con respecto al primero de los temas, Francisco Sánchez Guerra, sostuvo que los accidentes “nunca bajaron, no hay que ser tan positivos. Nosotros en el hospital nunca tenemos bajas en accidontología de motos. Tal vez puede haber una baja mínima en accidentología en general” pero “los números son atroces”.

En ese sentido consignó que “el consumo que estamos teniendo en salud pública por este tema es algo por lo que habría que sentarse para ver cómo se va a administrar. La accidontología está siendo una de las cosas que más consume plata dentro de la salud y ahora que se viene el invierno es un consumo altísimo de disponibilidad de camas en todos los centros de salud, tanto los privados como los públicos, por eso esperemos que, como el año pasado, no tengamos el pico de aumento de pacientes respiratorios porque vamos a estar complicados”.

Muerte Digna

El segundo de los temas al que hizo referencia el director del nosocomio local, fue el de la ley de muerte digna que fue aprobada por el Congreso de la Nación y publicada en el Boletín Oficial. “Es una herramienta que siempre existió y lo que ahora se hace es poner bien las reglas de juego para poder utilizarla correctamente”, consideró el médico.

“No hay cosa peor para la parte médica que tener que trabajar con el “temor de” entonces una de las preguntas que surge es ‘cuántas veces hemos utilizado como profesionales herramientas como estas’, entonces hay que dividir, una cosa es tu trabajo particular donde hay una relación médico-paciente y otra es la del hospital que no es la misma porque vos estas esperando el ingreso de quien no conoces, en las mejores o peores condiciones y día a día tenes que tomar una conducta terapéutica para con ese paciente”, agregó al respecto.

Por otro lado, afirmó que “como toda ley, cada uno que la lee y la interpreta la puede manifestar de distintas maneras” pero dejó en claro que “esto no es eutanasia encubierta, no es provocar la muerte, es llegar a la muerte como corresponde. Es para brindar lo que corresponde en cada momento y no ensañarse”.

“Evitar el ensañamiento terapéutico, creo que esto es lo más importante y acá entra a jugar la capacidad técnica y científica de los médicos”, aseveró Sánchez Guerra para finalizar.

NotiFe