Indagan falsificación de papeles de placas

Funcionarios, implicados sólo en irregularidad de datos, afirman…

MONTERREY.- La declaración de seis delegados arraigados en una investigación alterna al robo de 175 mil juegos de placas en Nuevo León arrojó que funcionarios del Instituto de Control Vehicular utilizaron troqueles y sellos falsos para expedir al menos unas 6 mil tarjetas de circulación de autos robados y chuecos.

“Hasta el momento”, señaló una fuente ministerial, “estas personas que han declarado sólo habrían participado en el manejo irregular de documentación oficial y no están directamente implicadas en el robo masivo de placas”.

Entre junio y julio, autoridades estatales constataron el robo de al menos 175 mil 508 juegos de placas de la bodega del Instituto de Control Vehicular (ICV) que podían haber sido utilizados al servicio de grupos delincuenciales que utilizan autos robados en el estado.

Los funcionarios implicados, en su versión ante el Ministerio Público, admitieron utilizar el equipo de cómputo del organismo para acreditar un documento oficial para “no meterse en problemas”.

“Son funcionarios que confesaron haber hecho autorizaciones irregulares y con papeles falsificados”, confirmó la fuente.

Las delegaciones de Escobedo, Apodaca y Guadalupe, en el área metropolitana; y Allende, Linares y Montemorelos, en la zona citrícola, se encuentran en el ojo del huracán, al ser los municipios en donde se expidieron documentos falsos y de donde están arraigados los seis delegados.

La zona citrícola, golpeada por el alto índice de extorsiones y robos de autos, es una región clave para las operaciones de bandas del crimen organizado.

El instituto cuenta con 22 delegaciones en el estado para dar el servicio a la comunidad en cualquiera de los trámites vehiculares.

Los nuevos delegados arraigados fueron identificados como Mario Alberto Medrano Ramírez, Arnulfo Téllez Zavala y Luis Gildardo Pereo.

Jorge Domene Zambrano, director de Comunicación Social, confirmó la detención de los últimos tres delegados, quienes en su declaración aceptaron participar en la falsificación de documentos “porque recibieron amenazas de miembros del crimen organizado”.

Pedro Morales Somohano, ex titular del ICV, acudió a la Agencia del Ministerio Público Número 3 en el Palacio de Justicia de Nuevo León para rendir su declaración en torno al robo de 175 mil placas.

Acompañado de su abogado, Bernardo González, dijo que “no estoy amparado; como lo dije desde el principio, no huí, aquí estuve en Monterrey y reitero mi voluntad de acudir a declarar para participar en la investigaciones”.

Morales Somohano dijo no haber tenido contacto con ex empleados del ICV, a los que se ha señalado directamente como responsables del latrocinio de las matrículas vehiculares.

“La averiguación está abierta para precisamente poder ampliarla en caso de que sea necesario, y no está descartado que pueda haber alguna otra situación relacionada con el personal” , enfatizó.

El Universal.mx