Queman vivos en Bolivia a dos brasileños acusados de homicidio de tres bolivianos por deuda de motocicletas robadas

Los brasileños estaban detenidos en una comisaría al este de La Paz, acusados de haber matado a tres bolivianos.

Dos brasileños que estaban detenidos en una comisaría en San Matías, al este de La Paz, acusados de haber matado a tres bolivianos fueron quemados vivos por enardecidos ciudadanos que los rescataron de la sede policial sin que las fuerzas del orden opusieran resistencia.

La policía informó hoy que las víctimas, que fueron rociadas con nafta y ardieron hasta morir, fueron identificadas como Rafael Dias, de 27 años, y Jefferson Castro Lima, de 22, detenidos bajo la acusación de haber asesinado el lunes a tres bolivianos y herir a otras dos personas de varios disparos.

San Matías es un poblado en el límite fronterizo con Brasil distante 1.200 kilómetros de La Paz, en el que se han asentado bandas de narcotraficantes y de ladrones de automotores de ambas nacionalidades.

“Los dos brasileños fueron rociados con gasolina y luego ardieron hasta morir. La gente estaba enloquecida porque tomaron (el local de) la policía, lincharon y quemaron a los dos presuntos asesinos de tres bolivianos por una discusión en una noche de copas”, relató un periodista de la cadena radial Erbol, según reprodujo la agencia de noticias DPA.

Móvil del primer asesinato. El mayor Edwin Rojas, jefe de la policía de San Matías, informó que el móvil del primer crimen fue que los brasileños reclamaban a sus víctimas un dinero “por motocicletas robadas en Brasil para ser vendidas en Bolivia”.

Armados con palos y fierros y con el respaldo de los pobladores de San Matías, los familiares de las tres víctimas tomaron ayer el control del recinto policial, custodiado por diez efectivos que aparentemente no opusieron resistencia.

En un episodio cuyas consecuencias diplomáticas aún se desconocen, los violentos sacaron a los brasileños de la comisaría y los quemaron vivos.

La Voz