Facilitan el robo de autos en Distrito Federal

Calculan que en el DF 6 de cada 10 vehículos que se recuperan están ‘en regla’

La corrupción en las oficinas de control vehicular de las delegaciones capitalinas facilita que los grupos delictivos den de alta autos robados y obtengan documentos originales para posteriormente venderlos “en regla”.

Funcionarios de la Procuraduría de Justicia del Distrito Federal calculan que, de cada 10 vehículos robados que son recuperados, 6 cuentan ya con placas, tarjeta de circulación y tenencias originales otorgadas por la Secretaría de Transportes y Vialidad (Setravi) u otras oficinas estatales de control vehicular.

De acuerdo con datos de la Policía de Investigación, durante 2010 y 2011 se recuperaron 79 vehículos con reporte de robo que ya contaban con documentación oficial expedida en los módulos capitalinos.

Mario Crosswell, director general de la Oficina Coordinadora de Riesgos Asegurados (OCRA), afirmó que la delincuencia organizada se ha visto favorecida con la falta de voluntad de las autoridades de la Ciudad para resolver el problema.

Exigió que, para trámites como el cambio de placas y la alta o baja de un vehículo, el automóvil sea presentado físicamente y se compare con las bases de datos de unidades robadas, como Plataforma México y el Conauro (Control de Autos Robados).

“Es un asunto de falta de voluntad y de combatir la corrupción que hay en estos módulos, y que evidentemente genera más complicaciones para los autos robados y, sobre todo, problemas para las personas que son engañadas al comprarlos”, expuso Mario Crosswell.

Entre 2010 y 2012, la PGJDF ha recibido al menos cinco denuncias de corrupción en módulos vehiculares, pero los avances han sido nulos.

A finales de 2010 fue detenido el ex policía de investigación Luis Jafet Jasso Rodríguez, quien tenía en un predio de Tlalpan varios autos robados y documentación original oficial expedida por la Setravi, la cual utilizaba para vender los vehículos en otros estados.

En el módulo de Tlalpan se iniciaron, al menos, dos averiguaciones previas por robo de papelería y equipo, pero nunca se acusó a ningún empleado, hasta que la oficina fue cerrada a mediados de 2011.

Este año se dio a conocer el caso de un empleado del área jurídica de la Setravi que sacaba de forma ilegal taxis que se encontraban en corralones, y, aunque lo consignaron, un juez lo dejó libre por falta de pruebas.

Las investigaciones de la PGR tras la captura en Nicaragua de 18 personas en 6 camionetas con logotipos de Televisa, a fines del mes pasado, apuntan a que los vehículos fueron legalizados con documentos irregulares en módulos de la Setravi.

Ayer, el Procurador capitalino, Jesús Rodríguez Almeida, informó que esos módulos están en Álvaro Obregón e Iztacalco y que ya tomaron la declaración de los empleados.

Otro negocio similar en NL

En Nuevo León se descubrió un jugoso negocio a partir del robo de autos y la venta ilegal de 175 mil juegos de placas.

Precio de auto robado $10,000 Precio de auto ya “legal” $200,000

Ganancia por “legalizar” auto $190,000 Ingresos por extorsión a nuevo dueño + $100,000

“Utilidad” por vehículo = $290,000 Número de placas robadas X 175,000

VALOR POTENCIAL DEL ‘NEGOCIO’

$50,750,000,000

(Dls. 3,759,259,259)

Este potencial equivale a la venta de 1,450,000,000 de cigarros de mariguana.

Fuente Radio REFORMA