Maquinarias Agrícolas, Viales e Industriales; un problema de identidad

Según la normativa vigente las maquinarias agrícolas, viales e industriales, deberán inscribirse por un lado y de modo obligatorio, las maquinarias nuevas, fabricadas en el país o importadas a partir del 1 de diciembre de 1997. Por otro lado, los bienes fabricados con anterioridad, deberán registrarse para constituirlos como objeto de prenda, leasing o fideicomiso.

 http://www.sembrando.com.ar/index.php?menu=notas&tipo=nota&nota=2977

Por Fabricio Javier Abasto*

Ahora bien, supongamos hipotéticamente que poseo una cosechadora marca Don Roque, modelo 150, año 1996, valuada en unos 75.000 dolares estadounidense, para tener un parámetro; un poco mas de lo que cuesta tener la mejor versión del Audi TT. Y teniendo en cuenta que no necesito encuadrarla en ninguno de los tres supuestos supra. (prenda, leasing, fideicomiso). No tengo la obligación de inscribirla en el Registro de Créditos prendarios dependiente de la Dirección Nacional de los Registros Nacionales de la Propiedad Automotor.

Si esta cosechadora fuera robada o hurtada y, eventualmente recuperada, siempre hablando desde una posición hipotetica, con sus dígitos  identificatorios suprimidos, y luego de la pericia de revenido químico no se pueden establecer los mismos; a expensas que la tipicidad de los delitos se encuentran plasmado en el Código Penal Argentino (CPA), que en su art. 289 Inc. 3ro. reza textualmente: Será reprimido con prisión de seis meses a tres años,  el que falsificare, alterare o suprimiere la numeración de un objeto registrada de acuerdo con la ley. El supuesto imputado NO es pasible de esta sanción visto que la cosechadora no se encuentra inscripta de acuerdo con la ley.

http://www.infoleg.gov.ar/infolegInternet/anexos/15000-19999/16546/texact.htm#26

Ante este vació legal nos remitimos al código madre (Código Civil Argentino), por el cual no debemos regir ante estas eventualidades, y éste en su articulo 4.016 Bis dice: El que durante tres años ha poseído con buena fe una cosa mueble robada o perdida, adquiere el dominio por prescripción. Si se trata de cosas muebles cuya transferencia exija inscripción en registros creados o a crearse, el plazo para adquirir su dominio es de dos años en el mismo supuesto de tratarse de cosas robadas o perdidas. En ambos casos la posesión debe ser de buena fe y continua. Atendiendo a la buena fe que hacen los instrumentos públicos (contrato de compra-venta. Artículos 979, 988 y 993, 995 Código Civil), y en función del principio de buena fe (art. 1.198 Código Civil).

 http://www.codigocivilonline.com.ar/

Técnicamente, si el “imputado” posee el bien mueble dos o mas años continuos, y un contrato de compra-venta; amparado en el art. 18 de la Constitución de la Nación Argentina, el PRINCIPIO DE INOCENCIA, y no pudiendo establecer a ciencia cierta que la posesión es de mala fe, en algunos de los encuadramientos del art. 172, 173 (estafas y otras defraudaciones), del CPA. Los peritos terminaríamos siendo gestores del tramite de legalización de una maquinaria agrícola de 75.000 dolares estadounidense, presuntamente robada o hurtada y sin cobrar honorarios.

No podemos ser leguleyos en el desempeño de nuestra actividad profesional como peritos verificadores y en revenido químico. Teniendo en cuenta las penas con que sanciona la ley al desarrollo técnico en una materia especifica con imprudencia, impericia e ignorancia, mas el daño moral y económico que se puede ocacionar al cliente o erario. La perdida de credibilidad y la condena social de nuestros pares y la ciudadanía.

“El conocimiento nos saca el esclavo de adentro, y nos hace personas libres”

*Presidente A.Per.V.Re.Q.