Desbaratan una banda que robaba autos en Buenos Aires y tenía un pie en Rosario

Una banda dedicada al robo y la venta de autos que operaba en la provincia de Buenos Aires y tenía ramificaciones en Santa Fe fue desbaratada en doce allanamientos realizados el martes en localidades del conurbano bonaerense y Rosario. Producto de los operativos fueron detenidas ocho personas y se incautaron once vehículos, armas de fuego y gran cantidad de documentación, formularios, títulos de propiedad, cédulas verdes y sellos para adulterar la propiedad de los rodados. Parte de ese material se incautó en esta ciudad, donde fue demorado un hombre.

Fuentes allegadas al caso señalaron que todo comenzó a partir de un robo calificado en junio de 2011 en una casa de la ciudad de Escobar. Como parte del botín los hampones se llevaron un Volkswagen Fox que fue ubicado tiempo después, tras ser vendido con los papeles adulterados. Así se originó una investigación con intervenciones telefónicas a cargo de la fiscalía descentralizada de Escobar que comanda Irene Molinari, quien meses atrás solicitó a la policía rosarina que vigilara un domicilio cercano al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez.

Simultáneamente. Las escuchas desembocaron en un gran operativo con allanamientos simultáneos que comenzaron el martes a las 5.30. Con órdenes del juzgado de Garantías Nª 3 de Zárate-Campana, policías de distintas departamentales bonaerenses allanaron once domicilios en Luján, Moreno, Capilla del Señor, Exaltación de la Cruz y Escobar, ubicadas al norte y al oeste del conurbano bonaerense.

En total se detuvo a ocho personas y se secuestraron siete vehículos con pedido de búsqueda por robo y otros cuatro con sus numeraciones adulteradas. Asimismo, se incautaron ocho armas de fuego de puño, 25 celulares y autopartes. Además se hallaron 70 cédulas verdes, 30 títulos de propiedad de autos, cinco sellos, 200 boletos de compraventa sin completar, tres cajas con cúneos alfanuméricos para adulterar, equipos de audio para autos y una tarjeta clave del Registro Nacional Automotor como las que utilizan las fuerzas de seguridad para obtener estados de dominio.

Las imputaciones que deberán afrontar los detenidos van desde robo y hurto de autos reiterados, robo calificado reiterado, tenencia de arma de guerra y asociación ilícita.

En Rosario. A esa misma hora, personal de Orden Público de la Unidad Regional II y de la comisaría 6ª de Rosario, en conjunto con la policía bonaerense, allanaron un domicilio en Iriondo al 1700. “Hace unos meses habíamos establecido una vigilancia allí a pedido de la fiscal de Escobar hasta que el martes se ordenó el operativo mediante un exhorto del juzgado de Garantías 3 de Zárate-Campana al juzgado de Instrucción 1 de Rosario”, explicó el titular de Orden Público, Daniel Corbellini.

En este lugar se hallaron tarjetas verdes de ocho vehículos, en su mayoría del Gran Rosario. Asimismo, se incautó un arma de fuego, tres celulares y una gran cantidad de formularios 08, 02 y 12; boletos de compraventa, recibos, títulos de propiedad del automotor, así como documentación de seis vehículos, pólizas de seguro y talonarios en blanco de mandatos de venta y facturas. Además fue demorado un hombre de 64 años, luego liberado.

Organizados. Fuentes del caso describieron la banda organizada por distintas funciones. Así, los “levantadores” robaban los autos con “ganchos” (varillas que se emplean para abrir las puertas), grúas e incluso a mano armada, algo cada vez más frecuente a raíz de los dispositivos antirrobo con que cuentan muchos autos nuevos. Luego, los “vendedores” o “ubicadores” recibían los pedidos u ofrecían los vehículos disponibles. Finalmente los “compradores” o “revendedores” adquirían los autos robados para su venta, en general con los papeles adulterados.

La estructura de la organización recuerda a la recientemente desbaratada banda por la cual fue procesado el rosarino Esteban Lindor Alvarado, acusado de liderar una organización que robaba autos de alta gama en Buenos Aires y los transportaba a Rosario para su venta o desguace. No obstante, los voceros consultados indicaron que, por el momento, no hay vínculo entre ese grupo y el desbaratado el martes.

La Capital.com.ar