San Lorenzo: Se secuestro un rodado que fue desguazado y denunciado para cobrar el seguro

A raíz de diligencias investigativas destinadas a dar con la motocicleta sustraída días atrás a un ciudadano de la ciudad de San Lorenzo – Santa Fe, se realizaron varias requisas en talleres de la zona, provisto de los recaudo legales la pesquisa encabezada por el Comisario Blanche, secundado por el Oficial Cardillo y los sargentos Villanueva y Roda, este ultimo directivo de la A.Per.V.Re.Q.,  se apersonaron en el taller ubicado en calle Pte. Roca al 1700, donde fueron atendidos por el propietario del lugar, quien dio autorización para que los uniformados realicen la requisa pertinente; para sorpresa de propios y extraños no contrarían la moto mencionada, pero llamo la atención un automóvil marca Renault modelo 9 totalmente desguazado sin ruedas, cortado a la altura del techo y con equipo de GNC, del cual  el propietario del lugar ante la consulta de los uniformados no supo dar explicaciones de la procedencia.
LO QUE SIGUIÓ:
Se realizo la consulta a la base de datos de vehículos sustraídos (sistema Cóndor), por la numeración de chasis, arrojo que, lo que quedaba del rodado, poseía pedido de secuestro activo a solicitud de las autoridades de la comisaria 21º de la ciudad de Rosario,  se secuestro el rodado, y se detuvo al propietario del lugar, el cual ya poseía antecedentes penales.
SOCIOS EN EL DELITO:
Eduardo L. de 57 años domiciliado en esta ciudad, quien contó que dicho rodado luego de ser sustraído fue recuperado por personal policial, y que se lo volvieron a sustraer en Pasaje Viaro 800 de la ciudad de Rosario, se demoro a la persona que llevo el vehículo en cuestión, Damian B. De 31 años, el cual dijo que traslado el vehículo a pedido de su patrón, Juan G. de 40 años.
LA SORPRESA:
Juan G. al ser entrevistado por la policía, dijo que el vehículo fue dejado en su taller por el dueño, quien quería hacerlo pasar por robado, para cobrar el seguro. Ya una ves en el domicilio del propietario del rodado, los policías después de haberlo interrogado, éste habría confesado que entrego el vehículo para que lo corten en el taller y posteriormente denunciarlo como robado para cobrar la póliza del seguro.
SIN EL PAN Y SIN LA TORTA:
En este contexto, fueron imputados del delito de defraudación en grado de tentativa y falsa denuncia. Con lo que el propietario del rodado no solo se quedo sin auto, sino que también ahora carga con un proceso penal por querer utilizar  la viveza criolla en beneficio propio.
Prensa: Apervreq