Bitrenes: Gigantes en ruta, San Luis y Córdoba… Santa Fe espera.

En un mes, Córdoba espera tener aprobada la ley para que los bitrenes, camiones que cargan el doble que uno común, puedan circular por sus carreteras. El objetivo es llegar a los puertos santafesinos reduciendo costos logísticos para paliar la crisis en la exportación de automotores a Brasil. Santa Fe, con las terminales portuarias en la mano, sigue analizando el impacto en la región.

bitren

Sebastián Stampella Cruz del Sur Dos meses atrás Cruz del Sur dio a conocer las tratativas que había entre las provincias de la llamada Región Centro para permitir la circulación de los bitrenes (también conocidos como B-Dobles) en sus rutas. Con San Luis como la única que autorizaba por ley el tránsito de estos camiones especiales de doble remolque de 25 metros de largo y que soportan hasta 75 toneladas de carga –casi el doble que uno convencional–, el gobierno de Córdoba redactaba un proyecto similar e instaba a que Santa Fe y Entre Ríos avanzaran en una legislación común para ampliar el radio de circulación. Los argumentos más sólidos para sumar a estas moles al actual sistema de transporte de cargas son el abaratamiento en los costos logísticos y la reducción en el deterioro del asfalto debido a la forma en que se distribuye el peso en sus 9 ejes.

Con las carroceras y algunos grupos empresarios pidiendo pista, la iniciativa no logró en el gobierno santafesino el interés que sí  produjo en Córdoba y Entre Ríos. Las complicaciones que se generan en el principal complejo agroexportador del país durante la época de cosecha gruesa y las condiciones de infraestructura vial en esa zona del Gran Rosario fueron algunas de las cuestiones que el gobierno santafesino debió poner a consideración con los distintos sectores de ese escenario antes de aventurarse con un proyecto de ley de ese tipo.

En el último encuentro que hubo sobre el tema los pequeños y medianos transportistas dejaron en claro su rechazo total a la presencia de bitrenes en la zona de puertos. “Si con camiones normales tenemos problemas en los accesos a las terminales, con estos bichos vamos camino al desastre. Esto es algo que sólo interesa a las grandes empresas y que va a impactar negativamente en el trabajo de los camioneros”, dijo el vicepresidente de Federación de Transportadores Argentinos (Fetra), Pablo Agonati.

La prudencia con que la administración de Bonfatti asumió desde el vamos esta cuestión es tal que los funcionarios de distintas áreas que fueron consultados por este medio mantuvieron cierto hermetismo sobre la existencia de un proyecto de ley para girar a la Legislatura y coincidieron en destacar la necesidad de analizar en forma integral el impacto que podría ocasionar la circulación de B-Dobles.

La insistencia cordobesa

El bitrén aparece como la estrella principal del Plan Estratégico Industrial 2025 que se trazó el gobierno de De la Sota: entre otras cosas, apunta a reducir hasta en un 40 por ciento los costos logísticos en el transporte de las mercaderías que salen de esa provincia hacia otros países del Mercosur y que tienen a Brasil como principal mercado. El 87 por ciento de las exportaciones de Córdoba son manufacturas de origen industrial: además de los productos del sector automotriz y autopartista (que constituyen el grueso), la provincia exporta cemento en bolsa, bebidas embotelladas, maní blancheado, leche en polvo y galletitas. El 80 por ciento viaja en camión, y sólo un 20 por ciento lo hace por tren. En ese contexto, la autopista Rosario-Córdoba es la arteria ideal para llegar con este tipo de transporte a las terminales portuarias santafesinas e ingresar a la Hidrovía.

En plena crisis por la caída de las ventas a Brasil, el gobierno cordobés apuró el giro a la Legislatura de su proyecto de ley para autorizar la circulación de los B-Dobles, que ya se encuentra en comisión y que en no más de 30 días podría quedar aprobado. Cruz del Sur se comunicó con el ministro de Industria de Córdoba, Jorge Lawson, para conocer qué impacto tendrá en la economía de su provincia la puesta en circulación de los bitrenes y cómo evalúa el acompañamiento de la región. “En este momento la industria automotriz está pasando por un momento delicado y es algo que tiene mucho que ver con los costos, por el valor del dólar. La suba en la producción de septiembre que anunció el gobierno nacional se da con 2.000 personas que tenemos suspendidas en las plantas cordobesas. Todo lo que sirva para mejorar costoso logísticos y asegurar una mayor competitividad lo vamos a estar promoviendo”, explicó.

—¿Hay interés en utilizar bitrenes para transportar cereal desde Córdoba a los puertos rosarinos?

—En esta etapa lo estamos impulsando con el sector que aparece más vulnerable y necesita mayores medidas para generar competitividad, que es el sector industrial. El sector automotriz y metalmecánico necesita bajar costos. Nuestro proyecto contempla inicialmente, y de manera experimental, no incluir los granos sino estimular el transporte de la industria y la minería. El acuerdo con las carroceras es que los primeros bitrenes que se fabriquen  vayan para las empresas de estos sectores. Los granos podrían venir después.

—¿Qué respuesta tuvo del gobierno santafesino cuando usted llevó esa propuesta a la asamblea anual de la Región Centro?

—Yo busqué instalarlo en la agenda entendiendo que se trata de una oportunidad inmejorable para favorecer la logística y la competitividad de las empresas de la región. Yo les entregué una copia de nuestro proyecto de ley al vicegobernador (Jorge Henn) y al presidente del puerto de Santa Fe (Marcelo Vorobiof) para que les sirviera como antecedente. Al igual que los funcionarios de Entre Ríos, quedaron en estudiar el tema y avanzar con una legislación propia. No creo que tengan mayores dificultades en hacerlo.

Un guiño de la Nación

Desde Entre Ríos, el gobernador Sergio Uribarri dio un paso importante para instalar a los bitrenes en la agenda del gobierno nacional. Según anunció el mandatario kirchnerista en un acto realizado hace dos semas atrás, “la presidenta (Cristina Fernández) instruyó a la ministra de Industria, Débora Giorgi, para que autorice mediante un decreto, la circulación desde Corrientes, pasando por todo el corredor de Entre Ríos hasta Escobar, provincia de Buenos Aires, a los bitrenes, en principio como una prueba piloto”. Así como Córdoba busca dar un poco de aire a las automotrices, detrás del empujón de Uribarri a este transporte está la firma carrocera Hermann, de Gualeguaychú, que ya presentó con bombos y platillos un prototipo de bitrén.

La posibilidad de comenzar a producirlos en línea apareció como una forma de compensar la caída en las ventas de productos de logística del sector agrícola y asegurar la continuidad laboral de los 260 operarios. “Hasta podríamos tomar más empleados, aunque todo dependerá de la aceptación de este vehículo en el mercado”, resumió con claridad el titular de esa firma, Hugo Hermann a un medio de esa provincia. Cabe recordar que hasta el momento la actual Ley de Tránsito Nacional impide la circulación de este tipo de  camiones ya que no ha sido homologada la Licencia de Configuración de Modelo (LCM). El pedido de autorización que Uribarri llevó a principios de septiembre a la presidenta activó trabajo conjunto de las secretarías de Industria y de Transporte de la Nación en el tema. Técnicos del INTI ya están ultimando detalles para realizar una prueba piloto con una unidad de esa firma antes de fin de mes.

Rosario siempre estuvo cerca

La visión estratégica del puerto local como salida al exterior de la producción automotriz no es exclusividad de las firmas radicadas en Córdoba. En los últimos días, desde Terminal Puerto Rosario (TPR) confirmaron que están avanzadas las conversaciones con el gobierno santafesino y autoridades de General Motors para adaptar la infraestructura de ese lugar al embarque de vehículos.

Para GM, la habilitación de una plataforma para exportar autos desde Rosario y no por Zárate, como hace actualmente es una demanda que mantiene en pie desde que abrió su planta de Alvear. Desde esa firma confiaron que Fiat y Renault, ambas radicadas en Córdoba, están dispuestas a cerrar contrato para sacar sus producciones por el puerto de Rosario. “El puerto de Zárate está muy sobrecargado y los barcos demoran en ser atendidos. Tanto para las operaciones de importación como exportación, subir aguas arriba hasta Rosario para ser atendidos más rápido es conveniente tanto para la naviera como para GM”, evaluó el titular del Enapro, Ángel Elías.

Fuente: Cruz del Sur
Conoce que es un B-Doble: B-Dobles