LCM: Los cuatriciclos no son aptos para circular por la via pública

Murió otro chico al caer de un cuatriciclo

El joven perdió el control del vehículo en un día de lluvia; en Cariló hubo un caso similar la semana pasada.

SANTA FE.- Una vez más, un adolescente murió al caer de un cuatriciclo que manejaba. El hecho sucedió anteayer, cuando un joven de 15 años perdió el control del vehículo, chocó contra un árbol y cayó sobre una vereda de la localidad de San Lorenzo, al norte del Gran Rosario, 147 kilómetros al sur de esta capital. El 6 de este mes, en Cariló, otro chico murió también al volcar con un cuatriciclo.

En el caso santafecino, Martín Guido perdió el control del Mondial de 200 centímetros cúbicos de cilindrada, en pleno temporal de lluvia y viento. Alrededor de las 15.30 de anteayer, el joven conducía el cuatriciclo por la calle Moreno al 500. Sobre el asfalto había una gran cantidad de agua acumulada, lo que provocó que perdiera el control del vehículo.

Según el testimonio de los testigos, el adolescente salió despedido del cuatriciclo y golpeó fuertemente contra la vereda. Murió en el acto.

Si bien el accidente se produjo alrededor de las 15.30, el cuerpo del joven estuvo tendido sobre la vereda, debajo de la intensa lluvia, hasta las 19. De hecho, cuando llegaron sus familiares al lugar debieron aguardar que arribara el forense.

Según explicaron los testigos, este tipo de esperas prolongadas es habitual en esta localidad. En este caso, por ejemplo, el forense estaba en Rosario, a 23 kilómetros, trabajando en un caso policial.

“No son juguetes”

“Los cuatriciclos no están contemplados en la ley nacional de tránsito y no tienen licencia de configuración de modelo. Los menores no tienen la fuerza suficiente para conducirlos. No son juguetes, requieren idoneidad conductiva mayor a la de una moto o auto”, explicó el director de Gestión de la Agencia Provincial de Seguridad Vial, Hernán Matich.

El funcionario indicó que el diseño de los cuatriciclos está pensado para que sean manejados “en terrenos pedregosos y arenosos, no en el pavimento. Tienen una característica engañosa porque dan la falsa sensación de estabilidad”.

Y agregó: “Estos vehículos son para ser usados en lugares cerrados y recreativos. No hay licencia de conducir prevista para eso. Los vehículos que no tienen licencia de configuración de modelo no pueden circular por la vía pública, como pasó en San Lorenzo. No fueron aprobados en cuestiones de seguridad por el organismo competente, que es la Secretaría de Industria”.

El 6 de este mes, en las playas de Cariló, sucedió un caso similar al de San Lorenzo. Una vez más, un chico de 12 años fue el protagonista del accidente. La víctima, identificada como Nahuel, manejaba un cuatriciclo de 800 centímetros cúbicos, una de las cilindradas más altas en el mercado, entre Cariló y Villa Gesell.

El chico perdió la estabilidad en un médano y volcó. Cuando la ambulancia llegó hasta el lugar, Nahuel, que era correntino, ya había sido trasladado hasta una clínica privada cercana, donde finalmente murió.

En ese momento, el fiscal de la UFI 4, Pablo Calderón, que investigaba el caso, había señalado que Nahuel no llevaba ningún elemento de seguridad para manejar. “De la forma en que ha sucedido [el accidente], no constituye delito alguno. Más allá de la responsabilidad que le pueda caber a los padres, es una tragedia y no hay responsabilidad penal”, explicó.

Una tragedia que todavía se repite

Marzo de 2014

En Justo Daract, San Luis. un chico de 11 años murió después de chocar el cuatriciclo que manejaba contra un árbol

Enero de 2014

Tomás, de 10 años, murió al caer de un cuatriciclo en la zona La Frontera de Pinamar. En el vehículo, iba con su primo de 15 años

Abril de 2012

En Bariloche, una chica de 13 años no vio una soga colgada a poca altura y cayó del cuatriciclo que manejaba. Murió pocas horas después.

Fuente: La Nación