RUDAC y Policias locales, ponen en Jaque a los Desarmaderos de autos.

Fuerte apuesta desde la Dirección Nacional de Fiscalización de Desarmaderos y Autopartes, en arremeter contra los comercios del rubro que trafiquen y vendan repuestos de automotores de procedencia ilícita, en conjunto con los ministerios de seguridad provinciales, cuya investigación y proceder están a cargo de las respectivas Policías.

Por Fabricio Abasto*

Solo espero que se haya aprendido en estos años de vigencia de la ley, que a tiro de pichón diré, no se ha modificado en estos años, el tan mentado y no menos polémico Art. 13, en cuanto a la pena privativa de la libertad ambulatoria, por la mera “NO inscripción en el registro especifico.

Haciendo un análisis, este nuevo empellón de las autoridades de aplicación, contralor y supervisión de los “Desarmaderos”, que comenzó en la ciudad de Rosario (Santa Fe), con el rimbombante allanamiento a 17 desarmaderos, en su mayoría de la comunidad Zíngara, que en definitiva se llevo puesto al fiscal Rodrigo; continuando en la ciudad de Morteros (Córdoba), Mar del Plata (Bs. As.), San Vicente (Misiones), y Resistencia (Chaco). Debemos desdoblar dos cuestiones: Por un lado las acciones antijurídicas que corresponde a los automotores que se encontraron en el lugar con pedido de secuestro por hurto automotor, art. 163 inc. 6to CPA; y la “infracción” a la ley 25.761; en este último punto vamos a desarrollar algunos argumentos por el cual dudo que sea efectiva la normativa haciendo que proliferen esta clase de negocios sospechados.

Ante los procedimientos realizados, terminan enfrentando este desaguisado jurídico los “presta nombres”, mientras detrás de bambalinas empiezan a tallar con sus respectivos estudios jurídico – contable, los “verdaderos” popes del desarme. Arman estrategias para salir del fuero federal y encuadrarlo en un conflicto de números, mangos más, mango menos; termina en los tribunales tributarios, acogiéndose al art. 32 del régimen simplificado, acomodan la deuda, y la banda vuelve a tocar.

Autopartes Incautadas

El régimen especial tipifica 30 autopartes reutilizables, las no reutilizables contemplada en el art. 28 de la ley 24.449 (elementos de seguridad), en cuyo último párrafo tiene una salvedad para el reacondicionamiento de dichos elementos. Entonces, nos queda en el limbo jurídico, las autopartes que no se encuentran contempladas en ninguno de los lados de las veredas, a los cuales el reciclaje es una utopía. La jurisprudencia Argentina, toma como parámetro el principio de “In Dubio Pro Reo”, al no poder demostrar a ciencia cierta por alguna codificación en particular registrable la procedencia y pertenencia de las mismas, diversas cámaras de los tribunales de alzada rechazan de plano la destrucción de las autoparte, sino también su devolución; (Causa n° 316/11 “J., G. E. s/ Destrucción de autopartes” Sala IV I: 26/155 (9.516/2009).

Deberían desempolvar la Resolución Conjunta 254/2011, 236/2011 y 35.781/2011, publicada en el Boletín Oficial N° 32.155 de ese mismo año… Artículo 1º — Implementase un protocolo de grabado para identificación de autopartes, repuestos y accesorios usados de automotores y motovehículos, con el asesoramiento técnico de la UNIVERSIDAD TECNOLOGICA NACIONAL. Darle la potestad a talleres públicos o privados, como se realiza con el estampado de patente en CABA, para que realicen el grabado especifico de autopartes reutilizables, y el reciclaje pertinente de las que NO. Mientras tanto, le sigan dando la potestad a los propios “Titulares”, de los desarmaderos para colocar los strikes del RUDAC, le permitan plantas de reciclaje, como la ubicada en  la circunvalación de Rio Cuarto (Córdoba), que se auto proporcionan los certificados de reciclaje, sin ningún contralor oficial que observe realmente que se recicló lo que dice el manifiesto, seguiremos en este circulo vicioso de peaje por circulación.

Falta de Formación

La falta de capacitación de los integrantes de los entes de contralor estipulados en el art. 11 de la mencionada ley, hace que se ataque el tráfico ilegal de autopartes usadas de procedencia “ilícita”, con una ley netamente administrativa. Cuando se debería encarar la cuestión por lavado de activos de capitales proveniente del hurto automotor y su desarme; atacar la economía del delito, con el embargo de bienes, hasta que los legisladores se dignen a sancionar una ley de confiscación por parte del estado.

Regulación

El ente de fiscalización y la Cámara de Autopartista de Usados, deberían convenir como primera medida regular el precio del repuesto usado, conforme a las variables del mercado, visto que fluctúa en un amplio rango, que solo hoy es regulado por el precio de repuestos importados. Generar talleres de reacondicionamiento de automotores siniestrados, pudiendo reutilizar dos monocascos para armar uno, como ya hemos visto, y esto sucede cotidianamente, y no se puede resolver judicializándolo, entonces regulémoslo; dar esas facilidades, y con la anuencia de un ingeniero mecánico, que certifique que ese vehículo está en condiciones de circular por la vía publica, como lo hace con los vehículos que cambian de uso; estaríamos compitiéndole al automotor hurtado, con autos de “segunda” llamémoslo, atento que el costo de fabricación como AFF, por ejemplo, permitirá desalentar el hurto automotor, ya que este no significaría un negocio muy rentable, inmediatamente por detrás del narcotráfico.

Promoción

En todos los foros, coloquios, congresos, seminarios y jornadas, de las que he participado, se hace hincapié en la prevención, y no en la promoción, se viene con los vicios de las escuelas policiales, que se está para prevenir; en este nuevo paradigma de policía comunitaria, el policía en su entorno comunitario, que es de donde salió antes de entrar al instituto, debe hacer parte de la seguridad solidaria de los individuos, entregándoles las herramientas suficientes para que no caiga en un engaño al momento de adquirir un automotor, promocionando la seguridad jurídica del automotor a la ciudadanía, menos campo de acción le dejamos a las bandas delictivas dedicadas al rubro, por la contribución social.

*Presidente CIDePA