Subasta Pública: El caldo de cultivo para los Bandoleros.

Antes de empezar a redactar la nota, Me pregunté: “¿Que tienen de malo las Subastas Públicas?”, y me di cuenta que no lo sé… Inverti la pregunta: “¿Que tienen de buena?”, agudizando los sentidos en un acto reflexivo, cuando se trata de automotores, ahora les cuento…

Por: @elfabridigital

Hace años se le viene realizando seguimiento a una plaga de bandoleros que realizan algunas actividades irregulares que cae en el delito. Cierta ves se presentan en subasta pública unos señores asiduos al fernet, y adquieren una flota de pertrechos automotor; camiones marca Mercedes Benz, modelo 328 para su reparación y posterior comercio. Pagan lo convenido, reciben la documentación correspondiente, y se trasladan 620 Km a los talleres de reparación…

Hasta ahí, todo bien, dentro de los canon de la legalidad. Pero para ser mas presiso les ilustraré, que es un Mercedes Benz 328, fabricados en 1.961, e ingresados al país en la decada del 70´, con cabinas panoramicas (Redondas).

 Sabido es que conforme al Anexo 1 art. 33 inc. e del decreto 779/95 que reglamenta la ley 24.449, los automotores fabricados en el país o importados a éste, deben cumplimentar las normas de estandarización internacional ISO 3.779, asignandosele el código VIN. En este caso como es anterior a la fecha de entrda en vigencia de la normativa, la fabricación y porterior importación, los Mercedes Benz 328, solo cuentan con 14 (catorce) dígitos númericos en el chasis.

 En la ciudad de San Lorenzo, personal especializado se encuentra y secuestra lo que arriba visualizamos, un Mercedes Benz LS 1634, disfrazado de 328, queriendo camuflarlo poniendole un ploter de 328, algo asi como, “ponele la cola mas larga al elefante, que parezca un ratón”. Mercedes Benz tiene la particularidad desde 1.992 de colocarle a sus chasis el año de fabricación que ya coincidian con el 10mo. dígito; en este caso 2.004, que debería llevar 17 siglas alfanumericas, y solo tiene 14 numericas.

 El dominio que ostentaba ELQ912, forma parte de una lsita de numerosos MB 328, que tomando uno de los otros dominios al azar, por ejemplo: IGF-692, notamos que es un MB 328, ahora para los centros de revisión técnica vehicular pareciera que NO, por que lo toma como un LS 1634, casualmente igual al secuestrado. Una imagen vale mas que mil escritos.

 Y si seguimos, algunos mas de la lista encontraremos, y aclarando que solo es una pagina, hay mas de 100.

Siguiendo con el derrotero, las pericias de revenido químico dieron indicios pero nada a ciencia cierta por las debastaciones que habían recibido dichas superficies de estampado de los guarismos de identidad del automotor; por tanto se procedio a hacerle la pericia mediante escaneo a la Unidad Central Electrónica (ECU), lograndose obtener los digítos reales, los cuales consultados a la base de datos de la Dirección Nacional de los Registros Nacionales de la Propiedad Automotor y Creditos prendarios: arrojaro que la unidad automotriz poseía pedido de secuestro activo a la fecha, con solicitud de la policía Correntina.

La falta de capacitación y compromiso con el conocimiento y la profesión, y no me meto en chicanas de curro, y las dadivas que se que hay, y sería un hipócrita no mencionarlo, por que el delito automotor es el segundo delito que mas reditua economicamente, detrás del narcotrafico, que lo tiene ligado intimamente con este delito y con otros más aberrantes.

Asi como el “Grito de Alcorta”, quiero destacar la importancia de los peritos verificadores que diariamente en el anonimato y con sigilo, dan pelea con las herramientas que pueden, al delito automotor; entregandole horas de sueño, fines de semana, fiestas, pascuas, feriados y un largo etcetera; para lograr el fin. Porque quíen no entiende de pasión, es por que nunca la ha padecido, por que la Asociación que represento tiene su basamento arraigado donde comenzó el “Grito”.

                             Investigación: D.R. – F.A.