Lic. Cristina García Tuñón: FIRMA ELECTRÓNICA, DIGITAL Y DIGITALIZADA.

Los términos de firma electrónica, digital y digitalizada son utilizados con frecuencia de forma incorrecta, con lo cual no se debe confundir estos tres términos.

Por: Cristina García Tuñón*

Dicha firma digital es posible gracias al uso de certificados digitales.

Conforme la Ley de Firma Digital (Ley 25.506) de la República Argentina, sancionada en noviembre del 2001 y promulgada en el mismo año. La ley distingue a la firma digital de la firma electrónica, siendo la segunda la de mayor peso jurídico: se establece que la firma electrónica, es un concepto legal y es equivalente a la firma manuscrita que se realiza sobre un soporte físico.

Según el ARTÍCULO 5º, de la mencionada Ley — “Firma electrónica. Se entiende por firma electrónica al conjunto de datos electrónicos integrados, ligados o asociados de manera lógica a otros datos electrónicos, utilizado por el signatario como su medio de identificación, que carezca de alguno de los requisitos legales para ser considerada firma digital. En caso de ser desconocida la firma electrónica corresponde a quien la invoca acreditar su validez”.

Existen tres tipos de firma electrónica: Simple, Avanzada y Cualificada, se diferencian entre sí por sus distintos niveles de seguridad. Dentro de la Avanzada y Cualificada, encontramos la Firma Digital, la cual consiste en aplicar mecanismos criptográficos, es decir, algoritmos matemáticos, que permiten al receptor de un mensaje firmado digitalmente identificar a la entidad originadora de dicho mensaje y confirmar que el mensaje no ha sido alterado desde que fue firmado por el originador.

ARTÍCULO 2º — “Firma Digital. Se entiende por firma digital al resultado de aplicar a un documento digital un procedimiento matemático que requiere información de exclusivo conocimiento del firmante, encontrándose ésta bajo su absoluto control. La firma digital debe ser susceptible de verificación por terceras partes, tal que dicha verificación simultáneamente permita identificar al firmante y detectar cualquier alteración del documento digital posterior a su firma”. Dicha firma digital es posible gracias al uso de certificados digitales. Esos certificados contienen datos que identifican al titular de una firma. Los mismos son entregados por Certificadores registrados y autorizados para tal actividad. En el Capítulo II, articulo 13 de la Ley 25.506, define al certificado digital: “Se entiende al documento digitalmente firmado por un certificador que vincula los datos de verificación de firma a su titular”. En otros términos, la identidad de la firma digital se vincula a un certificado digital, cuando se aplica una firma digital a un documento una operación criptográfica la vincula con un certificado digital. La citada operación criptográfica, permite a las firmas digitales verificar y asegurar lo siguiente:

• El documento es autentico y proviene de una fuente verificada,

• El documento no ha sido manipulado desde que se firmó digitalmente,

• Su identidad ha sido verificada por un organismo confiable.

Atento lo expresado en el artículo 9º de la Ley 25.506, una firma digital, es válida si cumple con los siguientes requisitos:

a) Haber sido creada durante el período de vigencia del certificado digital válido del firmante;

b) Ser debidamente verificada por la referencia a los datos de verificación de firma digital indicados en dicho certificado según el procedimiento de verificación correspondiente;

c) Que dicho certificado haya sido emitido o reconocido, según el artículo 16 de la presente, por un certificador licenciado. Por consiguiente, las firmas electrónicas ofrecen seguridad y respaldo legal y en los casos de las firmas avanzadas y cualificadas, además, de identificar al firmante de forma única, garantizan la integridad de la información contenida en el mensaje o documento. Todo lo contrario, de lo expuesto es la firma digitalizada, que es la conversión de los trazos de una firma en una imagen, esto es, se firma sobre un soporte físico ( papel) y luego se escanea, o bien se puede realizar mediante algún tipo de hardware, como pueden ser los pads de firma o tableta, que permiten guardar la imagen de la firma en la computadora en formato jpg y se utiliza cada vez que se necesite.

Este tipo de firma, se la considera firma electrónica simple, con lo cual es legal, pero no ofrece ninguna garantía respecto a la identidad del firmante. Además, se pueden falsificar muy fácilmente, con lo que resulta paradójico que este tipo de firmas sea las más utilizadas por las personas para firmar y dar consentimiento en muchos documentos y contratos. No es lo mismo, firmar un documento en papel con bolígrafo y escanearlo, que recurrir a una plataforma especializada de creación de firmas electrónicas. En síntesis: “TODAS LAS FIRMAS DIGITALES SON ELECTRONICAS, PERO NO TODAS LAS FIRMAS ELECTRONICAS SON DIGITALES” Firma digital remota Permite firmar digitalmente documentos electrónicos sin necesidad de un token (dispositivo portátil de alta tecnología que genera una clave aleatoria irremplazable o guarda el certificado digital). Posee la misma validez jurídica que la firma hológrafa, se podrá gestionar los certificados y firmar documentos electrónicos desde la plataforma de firma digital remota.

Características:

✓ Validez jurídica:

Los documentos electrónicos que se firmen digitalmente tendrán la misma validez jurídica que aquellos firmados de puño y letra.

✓ Autenticidad e integridad del documento: Se podrá identificar al autor fácilmente y verificar si ese documento fue alterado. Por lo cual se asegura la autoría e integridad del mismo.

✓ Seguridad: la criptografía asimétrica asegura la autenticidad de la firma. Con el respaldo de instalaciones seguras y confiables para el almacenamiento de datos biométricos, con roles definidos para cada proceso y persona.

✓ Múltiples usos de firmar: se puede realizar trámites con entidades públicas y privadas, tales como relaciones impositivas, notificaciones judiciales, operaciones bancarias, contratos a distancia y documentos de comercio exterior. Al firmador le permite firmar digitalmente cualquier archivo en formato PDF.

*Lic. Cristina García Tuñón Director CIDePA Región Sur