Pericia de Revenido Químico: Ingrato amor por la profesión

Con mas de 20 años de experiencia creo haber pasado por las distintas etapas que una vida profesional te puede llevar, decepciones en cuanto al reconocimiento de la labor profesional; alegrías por los resultados fruto del tremendo esfuerzo y disciplina que realizaba, con carencias de información y recursos, pero con la firme convicción y el fuego en el corazón de no claudicar en la búsqueda de resultados, ante los imponderables y desafíos por mas escabroso que sea el camino. Que en definitiva de eso se trata vivir.

Por Fabricio Abasto*

Me trae recuerdos de mi juventud, donde los impulsos le ganaban al filtro de la razón, aunque ahora, que el tiempo me destiño hasta la barba, se mantienen en conflicto esos impulsos que ya no se si son del corazón o del alma, que tampoco trato de analizarlos, y generan un territorio hostil con el razonamiento, que a la hora de tomar decisiones son mucho mas meditadas.

No pretendo hacer una analogía de autoreferenciación, pero sí pintar de cuerpo y alma la inquietud de un CHICO que se encuentra perturbado por un circunstancia particular que atañe a la profesión, desencantado y confundido, como en la letra de “Apología del Tango: Tango, que me hiciste mal, y sin embargo te quiero”, ese ingrato amor por la profesión.

NICO, es un muchacho parecido a otros cien mil muchachos, pero la profesión de Perito Verificador y en Revenido Químico, lo ha llevado a obtener logros destacables en cuanto al revelado de las improntas erradicadas en vehículos secuestrados por provenir de la industria ilícita del automotor. La política propagandística y la carrera entre lo notable y lo notorio, hace de algunas profesiones un soterramiento, que trae ventajas y desventajas; nunca ven la luz del sol, pero construyen el basamento de toda estructura. Este es el caso de los peritos en Revenido Químico, que una ves que las brigadas de calle secuestran los vehículos con las identificaciones apócrifas o erradicadas, detrás de bambalinas comienza la labor de la pericia para la revelación de estas improntas erradicadas, una ves que estas son reveladas, se informan y en la mayoría de los casos pertenecen a automotores con pedido de secuestro por hurto/robo. Y es aquí donde mediáticamente no se nombra ni siquiera a la dependencia donde trabaja ese perito.

Pericia de Revenido Químico: La técnica con fundamento científico.

A lo largo del tiempo se ha ido perfeccionando mediante el estudio pormenorizado de los efectos de reacción de los reactivos utilizados para la pericia de revenido químico en automotores, y las conclusiones han demostrado la sucesión de errores en que se incurría por falta de sustento técnico – científico, en el desarrollo de la práctica habitual como una transmisión de “conocimiento” empírico, que ante la pregunta del porqué de las cosas, la respuesta despojada de argumento basado en la ciencia era, porque sí.

La única razón de ser de la pericia de revenido químico, es una base soporte obliterada, que inclusive si el nivel de incursión de la devastación supera la macla, también ya no tendría razón se ser.

La pericia de revenido químico, es una técnica invasiva, destructiva, progresiva, sistemática y necesariamente debe ser controlada; que se puede continuar, pero no retrotraer:

Invasiva: Se aplica en la base que soporta una erradicación de la identificación original (Supresión simple), y posterior estampado de los guarismos apócrifos (Supresión compleja).

Destructiva: Por aceleración de óxido produce decapación por corrosión, denominadas estas cascarilla, que van a dar origen a la base especular de macla donde se encuentra la acumulación de moléculas por compresión.

Progresiva: Una vez aplicado el reactivo y con el progreso de la decapación, ya no se puede retrotraer.

Sistemática: Obedece a un sistema de aplicación para el optimizar el rendimiento del reactivo. (Elección del reactivo conforme a la composición cristalográfica del metal, método de aplicación según la posición de la base soporte, y medio ambiente).

Controlada: Se debe delimitar la aplicación solamente al área de incumbencia donde se encuentra la superficie obliterada, atento que es una aplicación destructiva, no se debería intervenir en otros componentes del automotor que pudieran sufrir daños. Conforme también que si el operador incurriera en esta causal podría encuadrarse en la acción anti-jurídica contemplada en el art. 183 Código Penal Argentino.

Se puede continuar, siempre y cuando el primer operador dentro del parámetro de control del reactivo, una vez finalizada su pericia, haya procedido a la desnaturalización de la incidencia del reactivo (Neutralizarlo), y aislamiento de la base de tratamiento con el medio ambiente, evitando así que este siga oxidando y devastando la base soporte. No se puede retrotraer, por la acción progresiva, haciendo que lo ya devastado no se pueda recuperar.

La deformación perpendicular de la base soporte de la identidad del automotor; por dislocación produce una deformación plástica (permanente), la cual genera dos bases especulares, la primera visible, el área de deslizamiento, y la segunda (invisible), el área de macla que es aquí donde se produce la acumulación de moléculas por compresión. Si la obliteración supera el área de macla donde se encuentra la acumulación de moléculas, la pericia de revenido químico No tiene razón de ser, por más que se encuentre suprimida, atento que la aceleración de óxido produce que oxide con más rapidez donde se hay mayor cantidad de acumulación de moléculas que donde no las hay, y en ese contraste de grises se hace más notorio, dejando entrever la silueta de los guarismos erradicados que se encuentran en la memoria del metal. Esto se puede determinar con un micrómetro, que nos va a ofrecer el rango de declive que se devasto.

El otro caso sería cuando la impresión de la identidad del automotor o moto-vehículos, es por tracción, en cuanto esta técnica de marcado no produce acumulación de moléculas, por tanto una vez suprimida, no habría pericia de revenido alguna que pueda surgir efecto revelador.

De ninguna manera la pericia de revenido químico, por lo antes expuesto, puede utilizarse como parámetro para determinar la originalidad de los dígitos; para ello el perito verificador tiene la capacidad cognitiva suficiente para determinar originalidad, y diversas técnicas y practicas químicas que son invasivas, pero No destructivas; como lo es la Técnica de Tintas Penetrantes.

Amor por la Formación.

Como hacer entender a los educando que ser perito en la materia es mas que una profesión, es entregar esfuerzo, disciplina, tiempo (recurso no renovable), mañanas, noches, fríos, calores, conviviendo con el zica, chicunguña, dengue, leptospirosis; los depósitos judiciales no son la panacea sanitaria, otras alimanias, y los propios vapores de los reactivos utilizados que con el tiempo de exposición lastiman en el mejor de los casos la vía aérea.

Pero ahí vamos, rompiendo mitos y paradigmas, ganando terreno en la ciencia jurídica, respeto entre nuestros pares, la justicia y las ciencias forenses. Solo resta seguir caminando con un sentido ordenado, y un horizonte cierto.

Intentando darle a la profesión un poco de luz, y una bocanada de aire fresco; Nico es un muchacho parecido a otros cien mil muchachos, pero yo le hice mi amigo, y ahora es único en el mundo…

*Analista en Pericia Automotriz.