La identificación electrónica del automotor

La identificación física del automotor a lo largo de los años se ha sesgado a observar solamente los dígitos del chasis, ,motor y dominio (Chapa Patente); en algunos casos los códigos de seguridad conforme a lo normado; sin llegar a establecer con éxito la pertenencia y/o procedencia del automotor ante las erradicaciones de estos. Sin agotar todos los supuestos que podrían a ciencia cierta dar información concreta del vehículo, que constituye la identificación electrónica del automotor.

Por Fabricio Abasto*

En los inicios de mi apasionada profesión, allá por fines de los 90`, solo basábamos la verificación del automotor en el numero de motor, chasis y dominio, y en algunos casos la placa del constructor que podría aportar algún dato de relevancia al momento de identificar el rodado si es que sus guarismos identificatorios habían sido erradicados. Si bien la normativa que obligaba a las automotrices nacionales, o importadoras, a implementar la codificación VIS en los cristales y en las partes de los chasis monocasco, y cabinas; era muy reciente (01/01/1996), y no se veían muy a menudo el secuestro por supresión de los dígitos que lo identifican.

Fiat 128 – Uno – Duna; Peugeot 504 – 306 – 405; Renault 12 – 19 – 21; Volkswagen Gacel – Senda; MB 1114 – 1518, Scania Vabis, 111, 112, 113; algunos de los autos y camiones con los cuales nos topábamos en esa época, solo podíamos apelar a que una buena pericia de revenido químico nos resolviera el conflicto de tratar de identificar el automotor, cuando contábamos con los reactivos pertinente que el propio laboratorio criminalistico, nos racionaba como agua en el desierto, guardando la formula bajo siete llaves como si fuera la coca cola; la falta de experticia en la aplicación de estos, haciendo que nuestro empirismo basado en la observación de los mas “experimentados”, nos diera una respuesta, que en la mayoría de las ocaciones, ante la frustración de no revelar alguna impronta, era decepcionante no entender que estábamos haciendo mal. La falta de bibliográfica al respecto, la mezquindad en la poca o mucha información que poseían los mas veteranos; que a estas altura de mi conocimiento no se si era bueno o malo, visto las terribles burradas que manifestaban, y de la cual ante el total desconocimiento uno asentía con la cabeza extasiado ante semejante “intelectual”, pero si en algo nos han marcado, es en querer darle a la pericia de verificación sustento técnico – científico. Así he recorrido estos mas de cuatro lustro de incertidumbre indomable, el hambre de conocimiento que aun no sació.

Hoy día con el avance de la tecnología puesta de manifiesto en la industria automotriz, que hasta se manejan solos los automóviles, tienen huellas digitales electrónicas de identificación, que en aquellos tiempos no poseíamos, y que ahora tenemos y no las aprovechamos. El universo informático no ha permitido no solamente obtener información, sino también generarla y compartirla en tiempo real, pero se ha perdido la capacidad de buscarla, o investigarla.

ELEMENTOS ELECTRÓNICOS DE IDENTIFICACIÓN AUTOMOTRIZ

Dentro de estos elementos podemos citar la UCE (Unidad Central Electrónica), comúnmente denominada la computadora del automotor. Esta conforme a la complejidad y rango de gama del automotor, pueden ser una o varias, en camiones se han llegado a contabilizar hasta seis, que controlan diferentes mecanismos de la estructura ingenieril (sistema de fluidos, sistema eléctrico, sistema de suspensión, etc.), no solo nos puede dar información del código VIN, mediante la consulta en la propia consola de daos del vehículo, o mediante la utilización de un escaner que posea el software correspondiente a la marca y modelo, como así también la identificación en sí; esto quiere decir que la misma unidad posee un grabado o en un sticker de acetato, el código de la unidad que el fabricante vincula a ese código VIN (numero de chasis).

ECU (Código de Unidad y Escaner para vincular el VIN)

Otro de los parámetros de los componentes a tener en cuenta, conforme a la normativa Argentina para los transporte de carga y de pasajeros, es el TACÓGRAFO, este posee numero de serie en los stickers de acetato, en ambos casos Analógicos y Digitales, para el ultimo caso también en la memoria. Esta serie esta vinculada al VIN de la unidad automotor.

El Tacógrafo posee Nº de serie que se vincula al VIN

Las unidades de seguimiento satelital también poseen numeros de serie que son vinculadas por la empresa que lo instala en fabrica o pos compra, a solicitud de la compañía aseguradora o no. Independientemente que halla instrumentos de inhibición de la señal de satélite para seguimiento del vehículo en un caso de hurto; al momento del recupero si no se puede establecer la procedencia de la unidad por los medios convencionales, este podría ser un buen indicio.

La serie y el IMEI son vinculados al código VIN del automotor

En los transporte de carga y pasajeros vamos a encontrar el numero de serie vinculado al código VIN del automotor, los elemento del sistema de detección temprana de fallas, como pueden ser fluidos (Aceite – Hidráulico – Agua); fallas eléctricas, mecánicas e inclusive la presión en los neumáticos.

El numero de serie se vincula al código VIN del automotor

Las diversas identificaciones electrónicas pueden brindar información para determinar la procedencia y pertenencia de los automotores que poseen sus identidades convencionales por así decirlo. Y hablando de datos convencionales, el grabado de auto-partes con el dominio del automotor, aunque un tanto controvertida por su régimen recaudatorio mas que bregando por la seguridad jurídica del automotor; no obstante la enunciamos, pero hay que tener en cuenta, a pesar de las dicótoma en cuanto a la jurisdicción sobre el sistema de identificación de los automotores, que a mi entender solo surge efecto si lo reglamenta la DNRPA y CP ; son alguna provincias que graban las auto-partes por una ley provincial. Estas provincias son San Juan, Mendoza, Buenos Aires, Rio Negro, Ciudad Autónoma de Bs. As., Chubut derogo la ley, y Córdoba la tiene suspendida hasta octubre de este año. No obstante los vehículos que se encuentren con inscripción registral en esas provincias, se debería también verificar las auto-partes.

El grabado de auto-partes en seis posiciones (Capot – Baul – y Puertas)

Empresas automotrices que vinculan sus numeros de cabina con el código VIN, y otras que directamente colocan el código VIS en todo el mazo de cables. E incluso si hilamos mas fino, por el acumulador (Batería), se puede identificar el automotor, ya el código de fabricación se vincula al dominio del automotor.

El código de identificación para el fabricante se vincula al dominio del automotor

Perito Verificador que no identifica un automotor, por mas que sus identidades convencionales se encuentren erradicadas; hay dos hipótesis, es vago o desconoce, que después de leer este articulo, no me quedan dudas…

*Analista en Pericia Automotriz